Público
Público

Los inversores sacaron de España 179.221 millones en 2012,

El déficit por cuenta corriente se redujo un 78%, gracias al mejor comportamiento de la balanza comercial y al buen año turístico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La desconfianza en la economía española, sobre todo en la primera parte del año, se ha reflejado en una salida neta de capitales del país de 179.221,2 millones de euros en el conjunto de 2012, según los datos de la balanza de pagos publicados este jueves por el Banco de España. La salida de capitales en el último ejercicio más que duplica la producida en 2011. En concreto, es un 144% superior a los respecto a los 73.393 millones que sacaran los inversores de España en 2011, el último del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, según la balanza de pagos.

La salida de capitales fue especialmente intensa en los meses de verano. Pero en el tramo final del año, una vez que el Banco Central Europeo anunció su programa de ayuda a los páises en dificultades que lo pidieran, la inquietud de los inversores se calmó. Así, en los últimos cuatro meses de 2012 ya se produjeron entradas netas de capital. En diciembre, los  inversores mantuvieron su confianza en España y depositaron 18.676,3 millones de euros, en contraste con salidas en el mismo mes de 2011 (cuando se produjo el cambio de Gobierno, y Mariano Rajoy tomó posesión) por valor de 32.454,4 millones.

Según los datos del Banco de España, el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente (que mide los intercambios de bienes y servicios con el exterior) se situó en 8.257,9 millones de euros en 2012, lo que representa un descenso del 78% respecto a los 37.497 millones registrados en 2011.

Esta disminución se debió principalmente a la reducción del déficit del saldo comercial y de rentas y, en menor medida, a la disminución del saldo negativo transferencias corrientes y a la ampliación del superávit de servicios. En concreto, el déficit de la balanza comercial se situó en 2012 en 24.927,8 millones de euros, un 37,2% menos que en 2011, con comportamiento 'dispar' de los flujos comerciales, en el que las exportaciones aumentaron un 4% y las importaciones disminuyeron un 2,3%.

Por su parte, el saldo no energético registró superávit el año pasado, en contraste con el déficit de 2011, mientras que el déficit energético continuó ampliándose, según el Banco de España.

En la balanza de servicios, el superávit acumulado durante 2012 ascendió a 39.574,7 millones de euros, un 15,6% más que en 2011, como resultado de la favorable evolución de los saldos de turismo y viajes y, sobre todo, de los otros servicios. En concreto, el superávit de la rúbrica de turismo y viajes se amplió hasta los 31.400,4 millones en 2012, un 2,6% más, mientras que el saldo de los otros servicios contabilizó un superávit de 8.174,3 millones de euros, multiplicando por más de dos el saldo de 2011.