Público
Público

La investigación israelí sobre la ofensiva en Gaza no es creíble, según HRW

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La investigación del Ejército israelí sobre la operación militar contra la franja de Gaza del pasado año no es "ni imparcial, ni creíble", denunció hoy la organización internacional de defensa de los derechos humanos "Human Rigths Watch" (HRW).

Para HRW, la investigación llevada a cabo por Israel es insuficiente y no responde a las acusaciones del Informe Goldstone, aprobado por la Asamblea General de la ONU y que acusa tanto al Estado judío como a Hamás de crímenes de guerra y posibles crímenes contra la Humanidad durante la ofensiva, en la que murieron más de 1.400 palestinos (en su mayoría civiles) y trece israelíes.

"Hace falta una investigación independiente para que quienes perpetraron abusos, incluidos altos cargos militares y políticos que ordenaron acciones que violan las leyes de la guerra, sean responsabilizados", indica HRW en un comunicado.

Representantes de la ONG se entrevistaron la pasada semana con abogados militares de las Fuerzas de Defensa de Israel y concluyeron que éstos no pudieron garantizar que las investigaciones serán imparciales y completas ni tampoco que vaya a haber un escrutinio más amplio de "las órdenes y la política" que llevaron a la "muerte criminal de civiles".

HRW considera que debe iniciarse una investigación independiente que examine, entre otros asuntos, las decisiones de "atacar la infraestructura política de Hamás, usar artillería pesada y fósforo blanco en zonas pobladas, atacar a la policía y la aparente permisibilidad" de las normas impartidas a las tropas.

"Una investigación independiente es crucial para comprender por qué tantos civiles murieron y dar justicia a las víctimas de ataques ilegales", señala en el comunicado Joe Stork, vicepresidente de la oficina de HRW para Oriente Medio.

HRW ha documentado la muerte de 53 civiles en 19 incidentes en los que las fuerzas israelíes "aparentemente violaron las leyes de la guerra": seis ataques con fósforo blanco (cuyo uso está prohibido en zonas pobladas), seis a civiles desde aviones no tripulados y siete casos en los que soldados dispararon a civiles que ondeaban banderas blancas.

La organización resalta que "hasta la fecha, los tribunales militares israelíes sólo han condenado a un soldado por abusos en tiempo de guerra, por el robo de una tarjeta de crédito (a un palestino)".

En sus alegaciones al Informe Goldstone, Israel asegura haber investigado 150 incidentes ocurridos en Gaza, 36 de los cuales dieron lugar a la apertura de investigaciones criminales, y afirma haber tomado medidas disciplinarias contra un general de brigada y un coronel por disparar proyectiles de artillería contra una instalación de la ONU en Gaza.