Publicado: 17.12.2013 22:40 |Actualizado: 17.12.2013 22:40

La investigación de la triple muerte de la familia intoxicada en Sevilla deja abiertas todas las hipótesis

Las primeras indagaciones apuntan a una toxiinfección alimentaria y se extienden a los posibles intentos previos de suicidio de algún miembro de la pareja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juzgado de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha levantado este martes, a petición de la Fiscalía, el secreto de sumario sobre la muerte de los tres miembros de la misma familia el pasado sábado por una intoxicación en el municipio sevillano.

El secreto sumarial se decretó el sábado, pese a que la Fiscalía argumentó que se trataba de una medida innecesaria dada la materia que se investiga y el hecho de que no hay ninguna parte personada, aparte de la propia Fiscalía. El Ministerio Público ha abierto un informe para decidir la custodia de la hija de 13 años que sobrevivió al suceso y que se encuentra fuera de peligro en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

El caso, según las fuentes, se encuentra a la espera de los informes del Instituto Nacional de Toxicología sobre las muestras tomadas a los fallecidos: Enrique Caño, de 61 años, Concepción Bautista, de 50, y su hija de 14 años. Las investigaciones no descartan ninguna hipótesis y se extienden a los posibles intentos previos de suicidio de algún miembro de la pareja, han precisado las fuentes.

Las primeras indagaciones apuntan a una toxiinfección alimentaria ya que la hija de 13 años no presentó ningún síntoma y fue el único miembro que el viernes no cenó lo mismo que el resto de su familia. Esta chica cenó un bocadillo de jamón, sus padres y hermana comieron pescado -que de momento es el nexo de unión entre los tres fallecimientos- y otros alimentos, han señalado las fuentes.

El padre de familia tenía otros hijos, mayores de edad, de un matrimonio anterior que se han declarado dispuestos a asumir la custodia o guardia de hecho de su hermana.