Público
Público

Los investigadores descartan la explosión de gas como el origen del incendio con 2 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los investigadores han descartado que el incendio en el que han muerto dos personas en Miranda de Ebro (Burgos) se originara por la explosión de una bombona de gas butano, como se había apuntado en principio, han informado a Efe fuentes de la investigación que, por el momento, no han concretado las causas del fuego.

Los testimonios de varias personas que relataron que habían oído una explosión al inicio del fuego y el reventón del cristal del mirador de la vivienda indujeron a los investigadores a pensar en un primer momento en la explosión de una bombona de gas como origen del siniestro.

Sin embargo, una vez que los investigadores han podido acceder al interior de la vivienda los peritos han podido comprobar que el estado en que han quedado el inmueble y los cuerpos de los fallecidos no se corresponde con una explosión de gas, por lo que se seguirán analizando otras causas.

En el incendio falleció un hombre de origen ecuatoriano y una mujer boliviana, la cual presidía la asociación de inmigrantes de ese país en Miranda de Ebro y estaba a punto de salir de la vivienda para asistir a la recepción de los Príncipes de Asturias, a la que estaba invitada.

En la misma vivienda residían otras dos personas que no estaban en el lugar cuando se desató el incendio.

Fuentes del Ayuntamiento de Miranda de Ebro han asegurado que el alcalde de la localidad, Fernando Campo (PSOE), se dirigirá al delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, para expresar su malestar por la tardanza en el levantamiento de los cadáveres al haber tenido que esperar la llegada de un forense porque la localidad no cuenta con este servicio.

De hecho, aunque el incendio se ha producido hacia las once de la mañana y los servicios de emergencia han tardado en llegar solo unos minutos, los cuerpos no han sido retirados hasta después de las dos de la tarde.

Los vecinos del número 40 de la calle Santa Lucía, donde se han producido los hechos, han permanecido desalojados durante varias horas para evaluar el riesgo de los daños sufridos por el inmueble, dado que la vivienda donde se produjo el incendio estaba en la tercera y última planta, por lo que las llamas han afectado al tejado.