Público
Público

Investigan un misterioso asesinato en la Sicilia del siglo XVI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La policía siciliana ha solicitado un equipo internacional de científicos forenses y criminólogos para ayudar a resolver el caso de una baronesa asesinada, 447 años después del crimen.

pequeña localidad cerca de Palermo - se centra en el castillo donde la baronesa Laura Lanza fue asesinada en 1563 con su amante Ludovico Vernagallo cuando ambos fueron sorprendidos en la cama.

"No se hizo justicia entonces", dijo Gaetano La Fata, alcalde de Carini, que ha decidido reabrir el caso y exhumar los restos de los amantes.

"Esperamos que las pruebas de ADN y el perfil criminal nos ayude a descubrir el motivo del crimen y establecer si hubo más de un asesino", dijo a Reuters.

El padre de la baronesa, César, confesó el asesinato de honor en una carta al rey, que actualmente se conserva en una iglesia de Carini.

"La leyenda dice, sin embargo, que Cesare Lanza no actuó solo, sino que fue ayudado por su yerno, Don Vincenzo La Grua", dijo el alcalde.

Durante generaciones, los sicilianos han especulado con que el asesinato se debió a los planes del marido para casarse de nuevo. La Grua también temía que su rival, Vernagallo, intentara reclamar los derechos económicos de tener hijos con su esposa.

La Fata ha pedido a la policía local que colabore con la Asociación Internacional de Análisis Criminal (ICAA) dirigida por Marco Strano, psicólogo y criminólogo de la policía estatal.

"La idea de la investigación comenzó como una broma", dijo Strano a Reuters. "Visité Carini en junio y cuando me reuní con La Fata le tomé el pelo por no haber resuelto aún el asesinato, así que me retó a resolverlo".

"Hubo un juicio en la época, pero aunque tanto el padre como el yerno tuvieron sus propiedades confiscadas temporalmente, pronto fueron declarados inocentes, probablemente gracias a su estatus de nobleza y el derecho legal de los padres y maridos de mujeres adúlteras a cometer asesinatos de honor", dijo Strano.

Se cree que los dos amantes están enterrados en una fosa común bajo la cripta de la iglesia Chiesa Madre en Carini.

"Si tenemos la suerte de encontrar e identificar sus huesos, podría ser posible verificar la causa de la muerte, ya fuera por ser atravesados por una espada o apuñalados con una daga. Si se utilizó más de un arma, es probable que hubiera más de un asesino".

El alcalde La Fata espera que el proyecto ayude a desembrollar parte del misterio que rodea a los amantes, cuya historia sigue intrigando a visitantes y vecinos por igual.

"Hace varios años examinamos áreas del castillo donde sabíamos que la baronesa vivió con medidores de campo electromagnético y los resultados fueron muy extraños", declaró La Fata. "En algunas habitaciones era como si hubiera fantasmas en el castillo, como si la baronesa asesinada viviera aún".