Público
Público

Investigan si una niña ha sufrido efectos adversos a causa de la vacuna del papiloma

A la niña, de 14 años, ingresada en un hospital de Palma, le fue suministrada recientemente la vacuna del Virus del Papiloma Humano (VPH)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller balear de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, ha confirmado hoy que hay una niña de 14 años ingresada en el hospital universitario Son Dureta de Palma con convulsiones a quien le fue suministrada la vacuna Virus del Papiloma Humano (VPH), por lo que se está comprobando si su estado puede deberse a una reacción a la dosis.

Thomàs ha hecho estas declaraciones tras un acto informativo celebrado esta mañana en el que ha explicado que la niña está siendo sometida a una serie de estudios para comprobar si hay una relación causal entre la vacunación y el cuadro clínico que padece.

Esta dosis se empezó a suministrar en Baleares en el último trimestre del pasado año, según ha señalado Thomàs, quien ha agregado que la decisión de incluirla en el calendario de vacunas fue tomada por el conjunto del sistema nacional de salud, entre el Ministerio de Sanidad y los departamentos de Salud de las comunidades autónomas.

El conseller ha comentado que todas las vacunas tienen un periodo de vigilancia en el que se notifican y estudian las reacciones adversas a ellas, como se está haciendo en Baleares en la actualidad con este medicamento.

A la pregunta de si el Govern prevé retirar la vacuna de las islas, Thomàs ha contestado que no. En este contexto, ha añadido que el sistema nacional de Salud decidió, a raíz de los casos de dos jóvenes de Valencia, también ingresadas con convulsiones tras sido vacunadas, que 'no había información ni evidencia de una relación causal'.

Por ello, ha recordado el conseller, el Ministerio de Sanidad y Consumo decidió proseguir con las vacunaciones al no encontrar una 'evidencia clara' de relación. El conseller ha apuntado que ya se han puesto más de 4.000 vacunas del papiloma humano en Baleares y más de 40 millones de dosis en todo el mundo.

Fuentes del hospital de Son Dureta han informado que se está aplicando un diagnóstico diferencial a la niña, que consiste en descartar todas las posibles causas de las convulsiones que ha experimentado.