Publicado: 14.03.2014 17:14 |Actualizado: 14.03.2014 17:14

Investigan un posible desvío deliberado del avión desaparecido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La investigación sobre la desaparición de un avión de Malaysia Airlines se centra cada vez más en la sospecha de que el vuelo fue desviado deliberadamente, ya que las pruebas sugieren que se dirigía hacia las islas Andamán, cientos de kilómetros fuera de su curso, según fuentes implicadas en la búsqueda.

En una descripción mucho más detallada sobre datos de radares militares de lo que se ha informado públicamente, dos fuentes dijeron a Reuters que un avión no identificado, que los investigadores creen que era el vuelo MH370 de Malaysia Airlines , parecía seguir una ruta de navegación muy utilizada cuando fue detectado por última vez en la madrugada del sábado frente a la costa noroeste del país.

Esa ruta -sobre el mar de Andamán y hacia la bahía de Bengala, en el océano Índico- sólo puede haber sido establecida deliberadamente, ya sea volando el Boeing 777 manualmente o al programar el piloto automático.

Una tercera fuente familiarizada con la investigación dijo que las pesquisas se centraban cada vez más en la teoría de que alguien que sabía volar desvió deliberadamente el avión, con 239 personas a bordo, cientos kilometros fuera de la ruta prevista entre Kuala Lumpur y Pekín.

"Estamos estudiando un sabotaje, y el secuestro sigue siendo una de las opciones" "Lo que podemos decir es que estamos estudiando un sabotaje, y el secuestro sigue siendo una de las opciones", dijo la fuente, un alto cargo de la policía malasia.

En uno de los mayores misterios en la historia de la aviación moderna, los últimos datos de radar son consistentes con la ampliación de la búsqueda de la aeronave hacia el oeste de Malasia, posiblemente hasta el océano Indico.

No hay rastros del avión ni se han hallado restos pese a la búsqueda de buques y aviones militares de más de una decena de países sobre las aguas del sur de Asia.

El ministro malasio de Transportes, Hishamudin Husein, dijo que los investigadores barajan "cuatro o cinco" posibilidades, entre ellas un desvío intencionado o en condiciones de estrés, o una explosión.

La policía registrará el domicilio del piloto si es necesario y sigue investigando a las 239 personas a bordo, añadió.

Si el avión se hundió en el océano Índico, un enorme territorio acuático con profundidades superiores a 7.000 metros, la tarea de los investigadores podría ser dramáticamente difícil. Los vientos y las corrientes podrían llevar cualquier resto a decenas de millas náuticas en unas horas, lo que amplía cada día la superficie susceptible de registrarse.

"Los barcos por sí solos no te van a dar esa cobertura, los helicópteros apenas van a conseguir algo, y solo unos pocos países tienen P-3 (un avión de búsqueda de gran alcance)", dijo a Reuters el portavoz de la Séptima Flota estadounidense, William Marks.

"Así que esta enorme superficie de agua es el mayor reto", agregó.

Los satélites detectaron débiles impulsos electrónicos del avión tras desaparecer de los radares el sábado, pero las señales no brindaron información inmediata sobre dónde se dirigía el vuelo o de su suerte, dijeron el jueves dos fuentes cercanas a la investigación.

Expertos estadounidenses aún analizan los datos para ver si se puede extraer alguna información sobre la última localización del avión, dijo una fuente a Reuters. El jefe malasio de aviación civil confirmó el viernes que el Gobierno está trabajando con investigadores estadounidenses para determinar si hay algún tipo de información por satélite que pueda ayudar a localizar el aparato.

La última vez que el avión apareció en las pantallas de radares civiles fue poco antes de la 01:30 del sábado, menos de una hora después de despegar. Volaba según lo previsto por el golfo de Tailandia, en el lado oriental de Malasia y en dirección a Pekín.

Sin embargo, el jefe de la fuerza aérea de Malasia dijo el miércoles que un avión que podría haber sido la aeronave desaparecida fue detectado en un radar militar a las 02:15 de la madrugada, a 320 kilómetros al noroeste de la isla de Penang, frente a la costa occidental del país.

Alguien a bordo pudo apagar los sistemas de comunicación El hecho de que el avión - si era el vuelo MH370 - hubiera perdido contacto con los controladores aéreos y fuera invisible para los radares civiles sugiere que alguien a bordo apagó los sistemas de comunicación, dijeron las dos primeras fuentes.

Pese a la nueva información sobre el océano Indico, un importante funcionario de Malaysia Airlines expresó su pesimismo sobre las posibilidades de hallar el avión en esa zona.

"Estamos registrando esa parte de la geografía, pero la probabilidad de que el avión esté allí es muy, muy baja", dijo el viernes Hugh Dunleavy, jefe de operaciones de la aerolínea, a Reuters en Pekín.

La policía malasia dijo que investiga si algún pasajero o miembro de la tripulación en el avión tenía problemas personales o psicológicos que podrían ayudar a desvelar el misterio, además de la posibilidad de secuestro, sabotaje o fallo mecánico.

La tarea de búsqueda se ha visto dificultada en algunas zonas por una asfixiante neblina causada por la quema de bosques y tierras de labranza, que afecta a gran parte de Malasia y alcanzó el estrecho de Malaca.

El Boeing 777 tiene uno de los mejores historiales de seguridad de los modelos en servicio. Su único accidente mortal fue el año pasado, cuando uno aparato de Asiana Airlines sufrió un accidente al aterrizar en San Francisco en el que murieron tres personas.