Público
Público

El IPC baja al 2,4% en noviembre, el mínimo en 15 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Manuel María Ruiz y Paul Day

En un entorno económico recesivo, la inflación española cayó en noviembre hasta su nivel más bajo de 15 meses gracias al desplome del precio internacional del petróleo y de los alimentos.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo el viernes que el índice de precios de consumo de noviembre bajó cuatro décimas en el mes. La tasa interanual cayó 1,2 puntos desde octubre hasta el 2,4 por ciento, en línea con las previsiones elaboradas por Reuter y sólo por encima del 2,2 por ciento de agosto de 2007.

Por su parte, la inflación armonizada también cayó cuatro décimas hasta una tasa interanual del 2,4 por ciento.

"La energía, por unos precios del petróleo más bajos, y los alimentos están cayendo sustancialmente, lo que repercute en la cifra principal", dijo Juergen Michels, economista de Citigroup.

"Pero otro efecto que se traslada al dato es una inflación de ocio y cultura más baja por el menor gasto en restaurantes y salidas", añadió Michels.

El Gobierno subrayó el drástico descenso del diferencial de inflación con la media de la Unión Económica Europea en los últimos meses hasta niveles desconocidos en siete años.

"El diferencial con el IPCA (índice de precios de consumo armonizado) de la zona euro se reduce hasta 0,3 puntos porcentuales, el menor desde octubre de 2001", dijo Economía.

Expertos veían una caída aún mayor de los precios en España durante 2009 mientras la economía continúa su proceso de desaceleración.

"Esperamos que la tasa de inflación en España caiga al 0,6 por ciento en el tercer trimestre del próximo año. Mientras que la ralentización económica presione sobre el índice general, la tasa subyacente se mantendrá por encima de este nivel, en el 1,8 por ciento en el mismo periodo", en opinión de Philippe Sabuco, economista de BNP Paribas.

El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, dijo a finales de noviembre que la inflación española podría caer por debajo del uno por ciento hacia julio de 2009 y después empezar a repuntar.

La inflación subyacente, que elimina los componentes más volátiles de los precios, cayó en noviembre hasta una tasa interanual del 2,7 por ciento frente al 2,9 de octubre.

"(...) También ha bajado la subyacente, por tanto no sólo caen los componentes más volátiles ya que la caída también se traslada al núcleo duro de la inflación", apostilló Sergio Díaz Valverde, economista del servicio de estudios de Caja Madrid.

Tras el dato de noviembre, Díaz Valverde pronosticó que el año cerrará con una tasa de inflación cercana al 2,0 por ciento y que la mejora que también se observa en el conjunto de la área del euro deja margen para nuevos recortes del precio del dinero por parte del Banco Central Europeo.

"El BCE tiene margen para una nueva reducción de sus tipos" (ahora al 2,50 por ciento), apostilló.