Publicado: 12.12.2014 09:46 |Actualizado: 12.12.2014 09:46

El IPC interanual ahonda su caída hasta el -0,4% y suma cinco meses en negativo

El descenso de los precios de la gasolina, la electricidad y algunos alimentos hace que en noviembre se haya registrado la segunda mayor tasa negativa del año.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó un 0,1% en noviembre respecto al mes de octubre, y recortó tres décimas su tasa interanual, hasta el -0,4%, debido al descenso de los precios de las gasolinas, de la electricidad y de algunos alimentos, como las legumbres y hortalizas frescas, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma así los datos avanzados a finales del mes pasado.

Con el dato de noviembre, el IPC interanual encadena su quinta tasa negativa tras el -0,3%, el -0,5%, el -0,2% y el -0,1% de julio, agosto, septiembre y octubre, respectivamente.

La de noviembre es la segunda mayor tasa negativa del año y es la séptima vez en catorce meses en que los precios muestran tasas interanuales negativas. Pese a todo, el Gobierno ha descartado que la economía se encuentre en deflación. En el acumulado del año el IPC registra una tasa del -0,5%.

Estadística ha atribuido el recorte interanual del IPC en noviembre al comportamiento de la vivienda, que redujo su tasa más de un punto respecto a noviembre de 2013, hasta el 0,0%, por el abaratamiento de los precios de la electricidad.

También han influido en la evolución interanual del IPC el grupo de transporte, que recortó su tasa seis décimas, hasta el -1,7%, por el descenso de los precios de los carburantes, mayor al registrado un año antes, así como el grupo de los alimentos, que rebajó dos décimas su tasa, hasta el 0,2%, por el abaratamiento de las legumbres y hortalizas frescas y por el menor repunte del precio del pescado fresco en comparación con el experimentado en noviembre de 2013.

En el lado de los ascensos, destacó el grupo de ocio y cultura, que elevó su tasa interanual cuatro décimas, hasta el -1,5%, debido a que la disminución de los precios del viaje organizado fue menor a la de un año antes.

En tasa mensual (noviembre sobre octubre), los precios retrocedieron un 0,1%, frente a la subida del 0,2% experimentada un año antes. El recorte mensual del IPC fue consecuencia, principalmente, del descenso de los precios en el transporte (-1,1%) por el abaratamiento de las gasolinas, y por la caída del grupo de vivienda en un 1,3% ante el menor coste de la luz. También influyeron los hoteles, cafés y restaurantes, que recortaron su tasa mensual un 0,5%, y el ocio y la cultura (-0,8%).

Estos descensos se vieron parcialmente compensados por el fuerte incremento mensual de los precios en vestido y calzado (+5,1%) debido a la temporada de invierno, y por la subida en un 0,2% de los precios del menaje.

Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en el -0,1% en noviembre, tres décimas por encima de la tasa de IPC general, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el -0,5%, con lo que recortó tres décimas el dato de octubre.