Público
Público

Irak confirma una incursión iraní en un área petrolera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Aseel Kami y Suadad al-Salhy

Soldados iraníes entraron en territorio iraquí el viernes y tomaron posiciones en un yacimiento petrolífero en el sur del país, cuya propiedad la disputa Irán, dijo el viernes un responsable de Irak.

El viceministro del Interior de Irak, Ahmed Ali al Jafaji, contradiciendo negativas anteriores, dijo que la incursión fue la última de una serie de asaltos realizados esta semana en el yacimiento petrolero de Faka, ubicado a 300 kilómetros al sudeste de Bagdad, en la provincia de Maysan.

"A las 03:30 de esta tarde, 11 iraníes (soldados) se infiltraron en la frontera Irán-Irak y tomaron control del pozo petrolero. Izaron la bandera iraní y están todavía ahí hasta este momento", dijo el responsable a Reuters.

No hubo declaraciones oficiales inmediatas de Teherán sobre el incidente. Los precios del petróleo aumentaron después de la primera información al respecto, difundida por el canal de televisión Al Arabiya.

Jafaji añadió que el Gobierno iraquí no había tomado acciones militares y destacó que buscaría una respuesta mesurada y diplomática a la situación. "Estamos esperando órdenes de nuestro líder", señaló.

"Este pozo está ubicado en territorio iraquí, 300 metros dentro de Irak. Es disputado entre Irán e Irak. Hubo un acuerdo entre los ministros de Petróleo de ambos países para solucionar este problema diplomáticamente", añadió.

Una fuente de seguridad iraquí en la provincia sureste de Maysan dijo bajo condición de anonimato que las tropas iraníes se habían internado el jueves en el campo petrolero de Faka, ubicado justo del lado iraquí de la extensa frontera desértica entre ambos países, y que se habían retirado tras varias horas.

El incidente ocurrió pocos días después de que el Ministerio de Petróleo de Irak concediera a destacadas firmas energéticas mundiales contratos para operar en siete campos petroleros, en el segundo concurso desde la invasión liderada por Estados Unidos en 2003.

Las relaciones entre Irán e Irak, que libraron una sangrienta guerra de ocho años en la década de 1980, han mejorado desde que el Gobierno liderado por chiíes asumió el poder en Bagdad, tras el derrocamiento de Sadam Husein en 2003.

Por Aseel Kami y Suadad al-Salhy

Soldados iraníes ingresaron a territorio iraquí el viernes y tomaron posiciones en un yacimiento petrolero en el sur del país, cuya propiedad es disputada por Irán, dijo el viernes un funcionario de Irak.

El viceministro del Interior de Irak, Ahmed Ali al-Jafaji, contradiciendo negativas anteriores, dijo que la incursión fue la última de una serie de asaltos realizados esta semana al yacimiento petrolero de Faka, ubicado a 300 kilómetros al sudeste de Bagdad, en la provincia de Maysan.

"A las 03:30 de esta tarde, 11 iraníes (soldados) se infiltraron en la frontera Irán-Irak y tomaron control del pozo petrolero. Izaron la bandera iraní y están todavía ahí hasta este momento", dijo el funcionario a Reuters.

No hubo declaraciones oficiales inmediatas de parte de Teherán sobre el incidente. Los precios del petróleo aumentaron después del primer reporte de lo sucedido del canal de televisión al-Arabiya.

Jafaji añadió que el Gobierno iraquí no había tomado acciones militares y destacó que buscaría una respuesta mesurada y diplomática a la situación. "Estamos esperando órdenes de nuestro líder", señaló.

"Este pozo está ubicado en territorio iraquí, 300 metros dentro de Irak. Es disputado entre Irán e Irak. Hubo un acuerdo entre los ministros de Petróleo de ambos países para solucionar este problema diplomáticamente", sostuvo.

Una fuente de seguridad iraquí en la provincia sureste de Maysan dijo bajo condición de anonimato que las tropas iraníes se habían internado el jueves en el campo petrolero de Faka, ubicado justo del lado iraquí de la extensa frontera desértica entre ambos países, y que se habían retirado tras varias horas.

El crudo estadounidense subió a 74,69 dólares por barril cuando se conocieron los reportes a las 1414 GMT, desde los 73,31 registrados a las 1108 GMT antes de que se publicaran los primeros reportes.

El incidente ocurrió pocos días después de que el Ministerio de Petróleo de Irak concediera a firmas energéticas líderes en el mundo contratos para operar en siete campos petroleros, en el segundo concurso desde la invasión liderada por Estados Unidos en el 2003.

Las relaciones entre Irán e Irak, que libraron una sangrienta guerra de ocho años en la década de 1980, han mejorado desde que el Gobierno liderado por chiíes asumió el poder en Bagdad, después de la caída de Sadam Husein en 2003.