Público
Público

Irak empieza a votar en sus primeras elecciones desde 2005

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Soldados, policías, prisioneros y desplazados comenzaron a votar el miércoles en Irak antes de las elecciones provinciales previstas para el sábado, que determinarán el panorama político a lo largo del país cuando las tropas de Estados Unidos se retiren.

Las elecciones son las primeras en Irak desde 2005, y que se celebren de manera pacífica será una prueba para la débil estabilidad del país mientras sale de años de guerra sectaria.

En el sur chií, el primer ministro Nuri al Maliki tratará de ganar apoyos en las provincias dominadas principalmente por los grandes partidos rivales. En otras zonas, los árabes suníes, muchos de los cuales boicotearon las últimas elecciones provinciales, pretenden conseguir una participación mayor en el poder provincial.

Las elecciones son una prueba política para Maliki, un chií, que se enfrentará a los votantes en las elecciones generales previstas para este año.

La votación especial del miércoles se convocó para asegurar que soldados y policías puedan estar de servicio en un operativo masivo de seguridad durante la cita principal del sábado, cuando los vehículos no podrán circular por las calles.

El portavoz de seguridad, el general Qasim Musawi, dijo que no se registraron incidentes violentos en Bagdad durante las primeras horas de votación.

"Este día es una victoria para todos los iraquíes", afirmó el general Abdul Amir Ridha Mohamed, un comandante de división iraquí, levantando el dedo teñido con tinta violeta que probaba que había votado, en la ciudad de Kirkuk.

Allí la votación principal se pospuso indefinidamente, aunque los soldados de otras partes de Irak pueden votar.

En la prisión de Ma'qal de Basora, los presos hacían fila para votar vestidos con trajes de color naranja. "No sé por quién votar, pero un jeque escribió este número en mi mano y votaré por este número", dijo uno de los detenidos.

Los guardias golpearon a varios periodistas que estaban cubriendo las elecciones en la cárcel, acusándolos de tomar fotos que mostraban la cara de los presos.

Celebrar unas elecciones con éxito es una prueba importante de la capacidad de los soldados iraquíes para mantener la paz, mientras 140.000 efectivos estadounidenses comienzan a retirarse.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quiere acelerar el ritmo de retirada después de que su predecesor George W. Bush prometiera retirar las tropas para finales de 2011.

Los iraquíes han recibido las elecciones con entusiasmo. Unos 14.400 candidatos, incluyendo casi 4.000 mujeres, se han registrado para pelear por 440 puestos locales en los consejos provinciales.