Público
Público

Un Irak "soberano e independiente" dice adiós a la misión de combate de Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro iraquí saliente, Nuri al Maliki, declaró que "Irak es hoy soberano e independiente" con el fin oficial de la misión de combate estadounidense en el país árabe, iniciada tras la invasión de marzo del 2003.

"Iraquíes, tenéis una cita con una nueva fiesta nacional en la que recuperáis la soberanía de vuestro país y dibujáis su futuro con vuestra manos. Irak hoy es soberano e independiente ", dijo al Maliki en un discurso televisado dirigido a la nación.

Pese a que la misión "Libertad Iraquí" termina formalmente hoy, el último batallón de combate estadounidense abandonó Irak el pasado día 19 y, en la actualidad, quedan menos de 50.000 soldados de EEUU, que se dedicarán a tareas de adiestramiento y formación.

Esos uniformados permanecerán en Irak hasta finales del 2011, según el pacto de seguridad firmado entre Washington y Bagdad en diciembre del 2008, en el marco de la operación "Nuevo Amanecer", que comenzará oficialmente mañana.

Para supervisar el cambio de misión, el vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, se encuentra en Bagdad, donde hoy se entrevistó por separado con Al Maliki y con el presidente Yalal Talabani, informaron sendos comunicados de las oficinas de ambos responsables iraquíes.

En las dos reuniones, se revisó el proceso de repliegue, el cumplimiento del pacto de seguridad y los lazos bilaterales.

Además, en su cita con Al Maliki, Biden expresó su confianza en la capacidad de las fuerzas de seguridad iraquíes de garantizar la estabilidad de Irak, puesta en duda dentro y fuera del país, especialmente, tras el aumento de la violencia en el último mes.

A ese respecto hizo mención Al Maliki en su discurso televisado, donde destacó "el papel de liderazgo que jugarán a partir de hoy los cuerpos de seguridad" y aseguró que están preparados para asumir más responsabilidades.

"Nuestras fuerzas de seguridad han conseguido en un tiempo récord, en comparación con la crueldad de los ataques terroristas, grandes victorias, así como recuperar la soberanía del país, imponer su autoridad y lograr la estabilidad", afirmó Al Maliki.

El jefe de Gobierno en funciones también se comprometió a que no se volverá a repetir la ola de violencia sectaria que entre el 2006 y el 2007 llevó Irak al borde de la guerra civil.

"Os prometo que la guerra sectaria no volverá y que no lo vamos a permitir", subrayó Al Maliki, quien responsabilizó al anterior régimen de dictador Sadam Husein y a los grupos terroristas de la violencia extendida en el país en años anteriores.

En cuanto a la relación con EEUU, Al Maliki explicó que "entrará en una nueva fase entre los dos países que están al mismo nivel y que son soberanos", lo que permitirá, según él, que los contactos, circunscritos principalmente al ámbito militar, se amplíen a los campos económico, comercial, científico y cultural.

Sobre esas relaciones futuras, Biden dio unas pinceladas en su entrevista con Talabani en la que expresó el deseo de EEUU de "construir lazos de largo alcance con Irak" y de fortalecerlos por el bien de ambos estados.

También lanzó un mensaje a los políticos iraquíes, inmersos en negociaciones para la formación de un nuevo Ejecutivo, estancada desde las elecciones del pasado 7 de marzo por las discrepancias entre los distintos bloques.

Biden indicó que "la existencia de un Ejecutivo será un elemento importante para la estabilidad del país" y reiteró el respaldo estadounidense al proceso político de Irak.

El vicepresidente de EEUU, que llegó ayer a Bagdad, tiene previsto acudir mañana a la ceremonia de traspaso del mando militar estadounidense que dará comienzo a la operación "Nuevo Amanecer".

Pese a que la jornada fue relativamente tranquila, ya que apenas hubo ataques, un soldado estadounidense y dos civiles iraquíes fallecieron en dos sucesos separados al norte y noreste de Bagdad.

El militar de EEUU falleció por los disparos de un francotirador en Tikrit, 180 kilómetros al norte de Bagdad, informó una fuente policial, mientras que los civiles perecieron por los tiros de un grupo armado en la provincia nororiental de Diyala.

El mando militar de EEUU todavía no confirmado la baja.