Público
Público

Irán atacará cualquier posición desde la que se ataque su territorio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicecomandante de los Guardianes de la Revolución Iraní, general Husein Salami, afirmó hoy que Irán atacará cualquier posición desde la que se realice un ataque contra su territorio, al comentar las maniobras que realiza ese cuerpo militar en el sur de su país, cerca del estrecho de Ormuz.

"Cualquier punto de origen de una ofensiva enemiga contra la República Islámica se convertirá en objetivo de un asalto recíproco de las unidades de asalto de los Guardianes de la Revolución", recalcó Salami en declaraciones difundidas por la agencia local Mehr.

Según él, las maniobras, denominadas "Hamiyan-e Velayat" (Apoyo al veleyat -o liderazgo religioso-), "son una respuesta a las amenazas de potencias ajenas a la región", en referencia sin citarlos a EE.UU. e Israel.

En la misma línea, hoy mismo, el general Mohamad Pakpur, comandante de las fuerzas de tierra de los Guardianes de la Revolución, dijo que Irán no iniciará ninguna guerra pero responderá de inmediato a cualquier ataque.

En declaraciones difundidas por la agencia oficial, IRNA, Pakpur dijo que, ante un eventual ataque de EE.UU. o Israel, que han amenazado a Irán si no suspende su programa nuclear, "nuestra reacción será muy rápida".

Las maniobras iniciadas ayer en varias partes del sur de Irán, cerca de la potencialmente conflictiva zona del estrecho de Ormuz, están destinadas a mejorar la preparación de diversas unidades del Cuerpo de Guardianes de la Revolución, según Pakpur.

Las anteriores maniobras realizadas por la Armada de Irán en el área del golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán, las "Velayat 90", entre el 24 de diciembre y el 3 de enero pasados, elevaron en gran medida la tensión entre Irán y EEUU, que posteriormente envió un segundo portaaviones a la zona.

Algunas personalidades iraníes amenazaron con cerrar en esas maniobras el estrecho de Ormuz, una de las vías marinas estratégicas más importantes del mundo, por donde pasan petroleros con un 20 por ciento del crudo que consume el planeta y, aunque el Gobierno de Teherán lo desmintió, la tensión creció en esos días.

En cualquier caso, Irán sí ha advertido que, de verse atacado por EEUU o Israel, que han amenazado con hacerlo, podría cortar Ormuz como medida de defensa, lo que podría crear un conflicto de consecuencias imprevisibles.

Irán se encuentra en medio de una polémica por su programa nuclear, que parte de la comunidad internacional, con EEUU a la cabeza, cree que tiene una vertiente militar destinada a fabricar bombas atómicas, lo que Teherán niega y sostiene que es exclusivamente civil y con objetivos pacíficos.

Estados Unidos e Israel han amenazado a Irán con ataques militares para evitar el desarrollo de su programa nuclear.

Teherán ha respondido que dará una respuesta "aplastante", en especial contra el territorio de Israel y las bases y buques estadounidenses en la zona, además de cerrar Ormuz.