Público
Público

Irán construirá 10 plantas de uranio y desafía a la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán anunció el domingo planes para construir 10 nuevas plantas de enriquecimiento de uranio en una gran expansión de su programa atómico, justo dos días después de que el organismo de control nuclear de la ONU lo reprimiera por llevar adelante su proyecto en secreto.

La medida desafiante del Gobierno del presidente de línea dura Mahmoud Ahmadineyad tensará aún más las relaciones entre la república islámica y grandes potencias por su actividad nuclear, y podría acelerar los llamamientos a más sanciones de Naciones Unidas contra Teherán.

Estados Unidos y sus aliados sospechan que el programa atómico de Irán está centrado en construir una bomba nuclear. Irán rechaza tales acusaciones, y argumenta que sólo busca generar electricidad.

La Casa Blanca condenó el anuncio.

"Si es cierto, esto sería otra grave violación de las claras obligaciones de Irán bajo múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y otro ejemplo de Irán eligiendo aislarse a si mismo", declaró en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

"El tiempo se acaba para Irán para responder a las crecientes preocupaciones de la comunidad internacional sobre su programa nuclear", agregó.

Alemania expresó una "gran preocupación". El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, dijo: "En lugar de comprometerse con nosotros, Irán escoge provocar y ocultar".

Mark Fitzpatrick, analista jefe de proliferación y director del Instituto Internacional para Estudios Estratégicos de Londres, dijo que la medida es una muestra de "fanfarronería" iraní que hace que un ataque a sus instalaciones nucleares sea más probable.

Israel, que se cree que tiene el único arsenal nuclear de Oriente Próximo, insinuó la posibilidad de atacar las instalaciones iraníes si considera que la diplomacia llega a un callejón sin salida. Washington se ha opuesto públicamente a la idea de ataques preventivos israelíes.

"Me entristece decir que el anuncio de Irán vuelve un ataque militar a las instalaciones más probable", declaró Fitzpatrick a Reuters.

"No hay duda de que al menos algunas de las nuevas plantas de enriquecimiento han estado en las etapas de planificación por algún tiempo, dado que los sitios ya han sido elegidos para cinco de ellas", agregó.

Otros analistas se mostraron escépticos sobre si Irán, que tiene problemas para obtener material y componentes en el exterior, podría equipar y hacer operar 10 nuevas plantas.

"No tienen la capacidad. Les gustaría tenerla",dijo David Albright, presidente del Instituto para la Ciencia y la Seguridad Internacional en Washington. "Están enfadados con la resolución del OIEA. Es un comportamiento de colegio, en cierto modo".

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA, por sus siglas en inglés) hizo enojar el viernes a Irán cuando censuró a la república islámica por construir secretamente una segunda central de enriquecimiento de uranio en un refugio montañoso cerca de Qom, además del existente en Natanz.

"ACERCAMIENTO AMISTOSO"

Las nuevas instalaciones de enriquecimiento estarán a la misma escala que el principal complejo de enriquecimiento iraní en Natanz y las labores comenzarían en dos meses, según la emisora estatal IRIB.

Ali Akbar Salehi, jefe del Organismo de Energía Atómica de Irán, señaló que las plantas estarán protegidas de cualquier ataque militar y estarán construidas por ejemplo en los "corazones de las montañas".

"La razón es que la República Islámica de Irán ha decidido no detener sus actividades de enriquecimiento siquiera por un momento", afirmó Salehi.

Ahmadineyad afirmó que el país debería apuntar a producir entre 250 y 300 toneladas de combustible nuclear al año y que se usarían centrífugas nuevas y más rápidas para alcanzar esa meta, aunque no dio márgenes de tiempo para cumplir con ese proyecto.

"Tenemos un acercamiento amistoso hacia el mundo, pero al mismo tiempo no dejaremos a nadie dañar siquiera un ápice de los derechos de la nación iraní", aseveró el mandatario.

La emisora IRIB sostuvo que la ubicación de cinco de las plantas ya había sido decidida y que el trabajo en esos lugares comenzaría dentro de dos meses. Al mismo tiempo, el Organismo de Energía Nuclear debe encontrar la ubicación adecuada para las otras cinco plantas.