Público
Público

Irán dará el jueves en Viena su respuesta al acuerdo nuclear

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El enviado de Irán ante el organismo supervisor nuclear de la ONU presentará el jueves en Viena la posición de Teherán sobre un proyecto de acuerdo por su combustible nuclear, informó la agencia de noticias semioficial Mehr.

Mehr, que citó a una fuente conocedora del tema, dijo que el embajador Ali Asghar Soltanieh presentará la respuesta formal de Irán a Mohamed ElBaradei, jefe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). Soltanieh viajará a Austria el miércoles.

Repitiendo la información ofrecida por una televisión estatal el martes, Mehr dijo Irán aceptará el marco del acuerdo pero también propondrá cambios, sin dar más detalles.

Según el borrador negociado por ElBaradei este mes en Viena tras mantener consultas con Irán, Estados Unidos, Francia y Rusia, la república islámica enviaría uranio enriquecido al exterior para su posterior procesamiento y eventual uso en un reactor.

El proyecto de acuerdo insta a Irán a transferir a Rusia para finales de este año alrededor del 75 por ciento de su producción conocida de uranio enriquecido de 1,5 toneladas para su posterior procesamiento, y luego a Francia para su reconversión en placas de combustible.

Este combustible volvería a Teherán para alimentar un reactor que produce radio-isótopos para el tratamiento del cáncer.

Otra agencia de noticias iraní, ISNA, citó a un destacado legislador diciendo que Irán presentaría el jueves su postura en torno al proyecto de acuerdo.

"Irán presentará su respuesta a la propuesta de la agencia (nuclear de la ONU) el jueves", dijo Mohammad Karamirad, miembro de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, según informó ISNA.

un recurso estratégico crucial en las conversaciones con las potencias mundiales - como estipula la propuesta.

Irán dice que el enriquecimiento de uranio sólo se usará para alimentar la central, no para ojivas nucleares. Sin embargo, su historial de secretos nucleares y persistentes restricciones a las inspecciones de la ONU llevaron a Occidente a sospechar que está intentando desarrollar capacidades nucleares para fabricar armas.

El acuerdo para enviar el combustible al exterior y que la ONU supervise una instalación de enriquecimiento en construcción se logró en Ginebra el 1 de octubre en conversaciones entre Irán y seis potencias mundiales: Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Alemania y Reino Unido.