Público
Público

Irán hace una nueva oferta nuclear; EEUU, dispuesto a escuchar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, dijo el martes que la república islámica está preparada para enviar su uranio enriquecido al exterior a cambio de combustible nuclear, y un responsable estadounidense dijo que Washington está listo para escuchar si la de Irán es una nueva oferta.

Por primera vez, el presidente iraní pareció dejar de lado las condiciones impuestas por Teherán desde hace tiempo para aceptar una propuesta negociada por la ONU con la que Occidente espera evitar que el uranio enriquecido pueda ser usado para construir bombas atómicas en Irán.

El organismo de vigilancia nuclear de la ONU, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), medió un acuerdo con el que Irán enviaría su uranio con un bajo nivel de enriquecimiento al exterior a cambio de más combustible nuclear para un reactor de investigación médica.

"No tenemos problemas para enviar nuestro uranio enriquecido al exterior", dijo Ahmadineyad a la televisión estatal. "Nosotros decimos: les daremos nuestro uranio enriquecido en un 3,5 por ciento y obtendremos el combustible. Podría tardar de cuatro a cinco meses hasta que tengamos el combustible".

"Si enviamos nuestro uranio enriquecido al exterior y luego ellos no nos dan nuestro combustible enriquecido en un 20 por ciento para nuestro reactor, somos capaces de producirlo en Irán", agregó.

En Washington, un responsable estadounidense, hablando en condición de anonimato, dijo: "Si Irán tiene algo nuevo que decir, estamos preparados para escuchar".

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Manuchehr Motaki, dijo que el uranio podría ser intercambiado en Turquía, Brasil o Japón si se logra un acuerdo.

en el que el líder supremo ayatolá Ali Jamenei tiene la última palabra- es la primera de un alto cargo en la que se acepta públicamente el intercambio propuesto.

REPRESIÓN INTERNA

Según el acuerdo propuesto, Teherán transferiría el 70 por ciento de su uranio de bajo enriquecimiento (LEU por su sigla en inglés) al exterior, donde sería convertido en barras de combustible especial para mantener el funcionamiento de un reactor médico.

"Hicimos una oferta de buena fe y equilibrada respecto al reactor de investigación de Teherán", dijo el portavoz de la Casa Blanca Mike Hammer en Washington.

"Creemos que tiene sentido para todas las partes. Si los comentarios del señor Ahmadineyad reflejan una posición iraní actualizada, esperamos que Irán informe al OIEA", agregó.

Irán ha afrontado una fuerte presión de Occidente, en la forma de amenazas de nuevas sanciones, para que aplique el plan y las declaraciones de Ahmadineyad fueron difundidas en medio de gestos conciliatorios internacionales y medidas inflexibles para reprimir a manifestantes de oposición en el país.

El presidente habló sobre los planes nucleares el mismo día que el Gobierno dijo que pronto ahorcará a nueve manifestantes más por los disturbios producidos luego de una polémica elección presidencial en junio pasado. La oposición dice que las votaciones fueron manipuladas.

Dos hombres colgados la semana pasada formaban parte de un grupo de 11 condenados a muerte por acusaciones que incluían "hacer la guerra contra Dios".

Las elecciones de junio le concedieron a Ahmadinejad un segundo mandato, pero desataron la peor crisis interna en la historia de la república islámica. El gobierno negó cualquier fraude electoral.

El líder opositor Mirhosein Musavi, ex primer ministro dijo el martes que la represión muestra que la Revolución Islámica de 1979 que derrocó al Shah respaldado por Estados Unidos, "no alcanzó sus metas".

"LLenar las prisiones y asesinar brutalmente a manifestantes muestra que la raíz de (...) la dictadura permanece desde la era monárquica", expresó en su sitio web Kalemeh.