Público
Público

Los iraquíes eligen mañana a sus representantes provinciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de quince millones de iraquíes están convocados mañana, sábado, para elegir en las urnas a sus dirigentes políticos provinciales en unos disputados comicios que dibujarán el futuro mapa político del país.

Durante la jornada de reflexión, que comenzó hoy a las 7.00 hora local (4.00 GMT) las autoridades han tomado las últimas medidas para garantizar que la jornada de mañana transcurra con el menor número de incidentes posibles en las 14 de las 18 provincias donde se celebran las elecciones provinciales.

Las tres provincias que componen la región autónoma del Kurdistán -Erbil, Dohuk y Suleimaniya-, así como la petrolera región de Kirkuk no concurrirán a estos comicios mientras no se encuentre una solución para el futuro de esta última región, reclamada como propia por el Kurdistán iraquí.

Las elecciones provinciales, consideradas por muchos las más importantes desde la invasión estadounidense del país en 2003, son las terceras que se celebran en el país desde la caída del régimen de Sadam en abril de 2003.

Como asegura el centro de estudios independiente International Crisis Group en un estudio publicado el pasado martes, los comicios servirán para renovar los gobiernos locales y serán importante prueba para algunas fuerzas políticas a nivel nacional.

Asimismo, supondrán un pulso entre los dos principales partidos de la débil alianza chii gubernamental Alianza Unida Iraquí (AUI)

Por un lado, la agrupación "Al Dawa" del primer ministro, Nuri al Maliki, y, por el otro, la Asamblea Suprema Islámica de Irak (ASII) de Abdelaziz al Hakim, la principal agrupación chií del país.

Maliki, aunque tiene a su favor haber reducido en un 80 por ciento los niveles de violencia en el país, es señalado por muchos como el responsable de empujar al país a una espiral de violencia sectaria que el pasado año estuvo apunto de desembocar en una guerra civil.

Asimismo, otros detractores, en especial el también grupo parlamentario chií fiel al clérigo radical Muqtada al Sadr, han criticado el acuerdo de seguridad firmado con Estados Unidos a finales de 2008 que regula la presencia de las tropas de este país en Irak

Sin embargo, gracias a este pacto de seguridad, Irak celebra por primera unas elecciones con un horizonte para la retirada de las fuerzas norteamericanas en Irak, diciembre de 2011.

En los comicios de mañana el discurso de Maliki en defensa de un Irak unido y regido por un fuerte Gobierno, se enfrenta a la propuesta de su principal aliado de Gobierno, Abdelaziz al Hakim, que pugna por un Irak federal con una región autónoma controlada por los chiíes en el sur, un norte kurdo y un centro suní.

Las elecciones también se presentan especialmente cruciales, según los analistas, para las provincias de mayoría suní de Nínive, Diyala y Al Anbar, donde los resultados de 2005 se vieron afectadas por el boicot electoral de los partidos suníes, que en estos comicios han decidido intervenir en la vida política.

Más de 800 observadores internacionales vigilarán por la limpieza de estos comicios, mientras que miles de policías y miembros del Ejército se han desplegado para evitar ataques y atentados.

En las provincias de Nínive, cuya capital es Mosul y Diyala, dos de las regiones que registran mayores índices de violencia insurgente y terrorista, se ha decretado el toque de queda desde las 14.00 hora local de hoy, viernes, hasta la apertura de los colegios electorales prevista para las 07.00 hora local del sábado.

Asimismo, las autoridades han anunciado que en estas dos provincias estará prohibida durante la jornada electoral la circulación de vehículos excepto la de aquellos que cuenten con autorización expresa de las fuerzas de seguridad.

Decenas de candidatos independientes y grupos políticos desde el extremismo religioso hasta el laicismo, pasando por las candidaturas de izquierda y nacionalistas se repartirán en la jornada de mañana los 440 escaños provinciales en juego que perfilarán el futuro mapa político del país.