Público
Público

Irlanda obtiene garantías para repetir la consulta sobre Lisboa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Darren Ennis e Ingrid Melander

Irlanda recibirá garantías de sus socios de la Unión Europea sobre sus principales preocupaciones acerca del Tratado de Lisboa de reforma de la UE que le permitirán celebrar un segundo referéndum antes de noviembre del año que viene, dijeron diplomáticos el jueves.

Los datos concretos del acuerdo tendrán que ser cerrados por los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete en el Consejo Europeo que están celebrando en Bruselas, pero los diplomáticos dijeron que han alcanzado un acuerdo que daría garantías a Dublín sobre las cuestiones que llevaron a los irlandeses a rechazar el tratado en la primera consulta que tuvo lugar en junio.

"Hay un acuerdo sobre la hoja de ruta (...) Hay un acuerdo amplio sobre Lisboa, pero mañana tendremos que volver a los detalles", declaró un diplomático de la UE tras una reunión inicial sobre el asunto por parte de los Veintisiete.

sucesor del difunto tratado constitucional para la Unión - pretende facilitar la toma de decisiones en una UE ampliada y darle más peso en el mundo, con un presidente con un mandato más largo y un ministro de Asuntos Exteriores.

Un borrador obtenido anteriormente por Reuters muestra que Irlanda podría celebrar un segundo referéndum a finales de octubre de 2009 si se atendían las preocupaciones de Dublín, sobre todo la de recuperar el puesto en la Comisión Europea.

"(El primer ministro irlandés, Brian) Cowen, dijo que estaba dispuesto a celebrar otro referéndum el año que viene. Dice que tiene que haber 27 comisarios", dijo otro diplomático. El tratado reducía el número de comisarios a 18.

Un responsable europeo dijo que "no hubo oposición, ni objeciones, no hubo veto", y añadió que España y los países del Benelux expresaron de todos modos su pesar porque no se vaya a reducir el tamaño de la Comisión.

NEUTRALIDAD MILITAR

Otras preocupaciones que llevaron al "No" irlandés también se incluyen en el acuerdo provisional, como el respeto a su neutralidad militar y garantías sobre la política fiscal y los derechos de los trabajadores.

"A la luz de los compromisos del Consejo Europeo reflejados más arriba y condicionado por la finalización satisfactoria del detallado trabajo de seguimiento a mediados de 2009 y partiendo de su aplicación satisfactoria, el Gobierno irlandés está comprometido con lograr la ratificación del Tratado de Lisboa a final del mandato de la actual Comisión", señaló el documento.

Esto supone que la nueva consulta se celebraría antes del 1 de noviembre, cuando acaba el mandato de la actual Comisión.