Público
Público

El Irving más sincero en español

La Colección Plural publica la traducción de Cartas desde la Alhambra, 37 misivas del escritor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Miré por última vez a Granada desde el punto más alto en el camino de Padul, donde el desgraciado rey Boabdil lloró cuando se despedía para siempre de su ciudad'. Son palabras que el norteamericano Washington Irving (1783-1859) escribió a Antoinette Bolviller, un amor platónico nunca consolidado, durante su estancia en la Alhambra y que, junto a otras 37 misivas, conforman Cartas desde la Alhambra, un libro traducido por primera vez al español y que forma parte ya de la Colección Plural de la Biblioteca de la Alhambra.

'El volumen recoge cartas escritas por Irving durante sus dos estancias en el palacio nazarí: tres entre el 9 y el 20 de marzo de 1828, y el resto durante tres meses de 1829. Todas están dirigidas a familiares, colaboradores y amigos, entre los que destacan el que entonces era embajador de EEUU en España, su hermano Peter o su gran amor, Antoinette Bolviller', explicó a Público la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca. 'Estas cartas son mucho más que un complemento a los famosos Cuentos de la Alhambra', añadió.

Según el editor del libro y director de la Colección Plural de la Biblioteca de la Alhambra, Manuel Mateo Pérez, las cartas descubren al Irving 'más privado e intimista' y dibujan el áurea de su cotidianidad, de su día a día y de los sentimientos y emociones que levantó Granada y la Alhambra en el corazón de este escritor romántico. 'Las que dedica a su amor platónico son, para mí, las más emocionantes', destacó Pérez.

El volumen, traducido por Antonio Garnica Silva, catedrático de Filología Inglesa de la Universidad de Sevilla, contiene una breve presentación de las personas a las que van dirigidas las misivas, y ha salido a la venta al mercado nacional, europeo y latinoamericano. 'A veces expresa una misma idea de tres formas diferentes: desde el respeto a una persona superior, con una prosa cuidada pero en cierta manera guardando las distancias, hasta el mayor romanticismo que uno pueda encontrar en cartas como las que escribió a Antoinette Bolviller', señaló Javier Villoria, comisario de la exposición que acoge el monumento nazarí para conmemorar el 150 aniversario de la muerte de Irving.

Según Mateo Pérez, 'estamos ante un Irving respetuoso con la gente del lugar. Granada en el primer tercio del siglo XIX era una ciudad muy atrasada y pobre, que sintió compasión por algunos con los que se relacionaba y que correspondió a tanta generosidad recibida con sus maravillosos cuentos'.

La Colección Plural de la Biblioteca de la Alhambra tiene previsto publicar para el próximo año su traducción al inglés y la edición de un estudio del periodista Antonio Ramos Espejo con material inédito sobre la vinculación de García Lorca con la Alhambra.