Público
Público

Isabel Pantoja se compara con la infanta Cristina para no ser juzgada

Se reanuda el juicio contra la cantante acusada de blanquear los 3,5 millones que su ex pareja, Julián Muñoz, se llevó del Ayuntamiento de Marbella. También está acusada Mayte Zaldívar, ex mujer de Muñoz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantante Isabel Pantoja ha llegado esta mañana sobre las 09:10 a la Ciudad de la Justicia de Málaga, donde está siendo juzgada por un delito de blanqueo de capitales. La tonadillera llegó acompañada de sus abogados, vestida con un jersey de color hueso, pantalón oscuro y con gafas de sol. En la entrada de los juzgados recibió un ramo de flores e intercambió palabras de ánimo con algunos seguidores.

Previamente, sobre las 08:30 horas, había llegado el exalcalde de Marbella y expareja de la cantante Julián Muñoz, también juzgado junto a su exmujer Maite Zaldívar, a Pantoja y a otras siete personas más, en una pieza que fue separada del caso Malaya.

Una vez en la sala, la defensa de Isabel Pantoja insistió en que se han vulnerado los derechos fundamentales de la cantante. El abogado defensor asegura no debió investigarse a la tonadillera, para lo que se refirió a un auto de la Audiencia de Palma de Mallorca sobre la no imputación de la Infanta Cristina en la causa en la que sí lo está su marido, Iñaki Urdangarin.

La defensa utilizó ese argumento durante el nuevo trámite de cuestiones previas en el juicio que se sigue en la Audiencia de Málaga por blanqueo de capitales. El letrado José Angel Galán aludió a dicho auto de 12 julio de este año, en el que se resolvía sobre 'la solicitud de la declaración de Doña Cristina de Borbón a petición de la acusación particular, a la que se opusieron la Fiscalía y la Abogacía del Estado y el instructor la desestimó', indicando que 'lo que nos vale de control de legalidad de la petición nos vale de aplicación por analogía a este caso'.

El letrado de la tonadiller apuntó que en dicha resolución se recogía que 'si lo que quiere es que busque el juzgado esos hechos y hacer una prospección, que es lo que da toda la impresión, resulta inadmisible porque los procedimientos penales no existen para ello ni para facilitar morbosa publicidad', argumento que 'por analogía lo entendemos aplicable a nuestro caso', dijo.

Reiteró que no había 'nada' antes del registro de la vivienda, alegando la 'escasez de argumentos' del oficio policial donde se pedía su investigación y que 'no hay absolutamente ninguna resolución, ni por providencia ni por auto, que autorice investigación alguna' antes de dicho registro.

'Esta investigación sobrepasó la legalidad', ha apuntado. Ha asegurado que los documentos incluidos en las 11 piezas y bridas analizadas este verano 'siete no tienen nada que ver con la señora Pantoja, tampoco con su entorno personal ni con el societario', mientras que en el resto las referencias 'son irrelevantes'.

La Sección Segunda de la Audiencia de Málaga retoma el juicio para el que el hay acreditados más de 150 profesionales de medios de comunicación, después de que las partes hayan analizado la documentación que, según dijeron los abogados no les fue entregada en su día. La defensa de Muñoz ha pedido que no sea admitida o que, en caso de que la Sala la aceptara, que se haga una pericial caligráfica de documentos, lo que supondría devolver la causa a instrucción para practicar esta prueba.

La Fiscalía Anticorrupción pide inicialmente tres años y medio de prisión para la cantante, a la que acusa de blanquear dinero supuestamente ilícito de su entonces pareja, Julián Muñoz, acusado de los delitos de blanqueo y cohecho pasivo, por los que pide siete años y medio de cárcel. Para Zaldívar se solicitan tres años y medio de prisión también por un delito de blanqueo de capitales. La Fiscalía  sostiene que, en un primer momento, Muñoz 'se valió de su entonces mujer, Maite Zaldívar, sus hijas y su cuñado', también acusado, añadiendo que 'emplea la misma sistemática con su nueva pareja, Isabel Pantoja, escudándose en ésta para dar salida a los fondos generados y de procedencia presuntamente delictiva'.

La acusación pública considera que durante el tiempo que Muñoz estuvo vinculado con el Ayuntamiento marbellí 'logró enriquecerse haciéndose con un importante patrimonio', cuya cuantía total 'se desconoce', aunque se estima en más de 3,5 millones de euros. 'Parte de ese dinero lo ocultaba en el extranjero', apunta el ministerio fiscal.