Público
Público

Isabel San Sebastián: "Nunca he estado callada ante ETA"

La periodista califica de "injustas y dolorosas" las palabras de José María Calleja, condenado por decir que había "engordado" a la banda terrorista con su "silencio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Isabel San Sebastián, flamante fichaje de Telemadrid para sustituir a Curri Valenzuela al frente de Alto y Claro, ha visto como un juzgado madrileño le ha dado la razón frente a José María Calleja, a quien acusó de atentar contra su honor en el programa 59 segundos. El también presentador de CNN+ tendrá que indemnizarla —si no prospera su recurso— con 12.000 euros por decir que la periodista había ayudado a 'engordar a ETA con su silencio'. 

- ¿Satisfecha con la sentencia?

- Lo que más me importa es la rectificación, que se publique el fallo en los mismos sitios donde se vertieron las descalificaciones. TVE, Público, [la edición digital de] El País y elplural.com. Se ha hecho justicia. Es la primera vez que me querello ante alguien, pero hay límites que no se pueden traspasar. Me sentí muy herida porque Calleja sabe que nunca he estado callada ante ETA. 

Existe la posibilidad de rectificar y, si me llamase al día siguiente y me dijese que fue un calentón, seguiríamos siendo amigos como lo habíamos sido siempre. Llevo once años viviendo con protección policial, estuvimos en la misma lucha...

- ¿Llegó a rectificar posteriormente sus palabras?

- Estuve un tiempo esperando a que me llamara para decirme que se había pasado. Desde aquel programa, no volví a hablar con él. Tampoco nos vimos en el juicio: él no fue y mandó a su abogada. Citó como testigos a compañeros del programa que dijeron que había gente que se calentaba y era vehemente. Mis testigos dijeron que él sabía que yo no había estado nunca callada ante ETA. De hecho, presenté artículos, publicados desde los años 80, que lo demostraban. Me puede llamar muchas cosas en el fragor de la tertulia, pero eso es muy injusto y doloroso. No se trata de una opinión, sino de una agresión verbal.

- Calleja alegó que 59 segundos es un programa de debate público y que sus palabras no podían ser consideradas como insultos. Por ejemplo, comentó que usted defendía a la 'extrema derecha golpista predemocrática'.

- Ni siquiera vivía en España en la época de Franco... Eso lo habría dejado pasar, ya que es una forma de expresarse faltona. Pero alguien con quien había estado codo con codo en manifestaciones, con quien sentía la hermandad de estar luchando en la causa de la libertad y pagando las consecuencias...  Lo dijo sabiendo que no era verdad, que fue la línea argumental de mi abogado. Reconozco la libertad de expresión, pero no decir algo en la certeza de que no es verdad. La sentencia, además, está fundada en antecedentes.

- Tras el verano presentará Alto y Claro en Telemadrid.  ¿Cómo afronta la experiencia?

- Estoy muy contenta. Vuelvo a mis orígenes y a un programa de debate, porque yo empecé en la televisión con El primer café. Supone un reto muy atractivo para cualquier periodista. Habrá debate y pluralidad.

- ¿Invitará a Calleja?

- Mejor no hablar.

- Por cierto, ¿a qué destinará el dinero de la indemnización?

- Es para el Foro Ermua, una plataforma cívica que defiende el valor supremo de la libertad del País Vasco, que es exactamente lo mismo que defiendo yo desde hace tiempo.