Público
Público

La ISAF anuncia la recuperación de un distrito tomado por los talibanes en el este afgano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército afgano logró arrebatar a los talibanes el distrito del este de Afganistán que estos habían conquistado el pasado sábado, en una operación que contó con apoyo de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).

La ocupación del distrito de Bargi Matal, un enclave de la provincia afgana de Nuristán fronterizo con Pakistán, tuvo lugar anoche, informó la ISAF, que mantuvo que no hubo necesidad de realizar disparos.

"Un estimable número de miembros de las fuerzas de seguridad de Afganistán está participando en la operación", se afirma en un comunicado de la organización internacional, que participó en tareas de suministro de las tropas afganas.

La ISAF ya había informado ayer de que había llevado a cabo bombardeos de precisión en "posiciones conocidas de los insurgentes en el distrito", a instancias de los oficiales locales y los mandos del Ejército afgano.

"La operación responde a la gran cantidad de actividad insurgente en esta zona durante las pasadas semanas", mantuvo la organización.

Según dijo hoy a Efe el gobernador de Nuristán, Jamaludín Badar, los bombardeos llevaron a los talibanes a replegarse del centro del distrito, lo que permitió a las fuerzas gubernamentales retomar sus posiciones.

Badar cifró, remitiéndose a informes preliminares, en una quincena el número de talibanes muertos en esos bombardeos, aunque reconoció no saber con seguridad la cantidad exacta de fallecidos.

Ayer, los talibanes habían prometido resistir en Bargi Matal pese a los bombardeos de las tropas internacionales, dijo su portavoz, Zabiullah Mujahid, a la agencia afgana AIP, aunque no descartaron retirarse para evitar causar víctimas civiles.

"Hay 700 talibanes en Bargi Matal. Están muy organizados y listos para cualquier desafío. Han emplazado búnkeres muy efectivos y minas en las carreteras que pueden ser usadas por el enemigo", afirmó Mujahid, que catalogó la zona como "estratégica" para las milicias.

Los insurgentes se habían hecho con el control del distrito el pasado sábado, después de casi una semana de intensos combates en los que también participaron insurgentes provenientes del vecino Pakistán, según reconocieron fuentes oficiales.

La Policía llevó a cabo una "retirada táctica" para evitar víctimas civiles, según el jefe policial provincial, Qasim Paiman, aunque los talibanes llegaron a mantener que perseguían en los bosques a las fuerzas gubernamentales.