Público
Público

La ISAF descarta su responsabilidad en la explosión que mató a 3 niños en el sur de Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en Afganistán descartó hoy que la muerte de tres niños por una explosión en Kandahar (sur) se debiera a un artefacto olvidado por sus fuerzas, tal y como denunció entonces la población local.

La explosión tuvo lugar el pasado 23 de febrero y causó la muerte de tres niños y heridas a un cuarto en un pueblo a unos 15 kilómetros de la ciudad de Kandahar, donde las tropas de la ISAF habían llevado a cabo ejercicios de prácticas un día antes.

"La carga de la prueba y la experiencia en esta parte de la provincia sitúa sobre los hombros de la insurgencia la posibilidad e causar daños a los civiles", dijo hoy, en un comunicado, el brigadier general Jon Vance.

Según los resultados preliminares de la investigación que la ISAF abrió tras el suceso, la explosión fue causada "probablemente" por un artefacto o mina "que no coincide con la munición utilizada en la zona por las tropas de la ISAF".

La organización basó sus conclusiones, difundidas hoy, en "pruebas, entrevistas a testigos y análisis de los restos de explosivo".

Tras conocerse el 24 de febrero la denuncia de los residentes, la ISAF precisó que sus soldados tienen prohibidos dejar atrás cualquier artefacto, por lo que antes de abandonar un lugar un equipo comprueba que la zona es segura para civiles y militares.

Según la ONU, el año pasado más de 2.000 civiles perdieron la vida a causa del conflicto afgano, la cifra más alta desde que los talibanes fueron desalojados del poder en 2001.

De acuerdo con el organismo internacional, un 55 por ciento de los civiles fallecieron en acciones atribuidas a los talibanes, mientras que el Ejército afgano y las tropas internacionales fueron responsables de la muerte de un 39 por ciento, y el resto no se pudo achacar a ninguna de las dos partes de forma directa.