Publicado: 28.08.2014 11:42 |Actualizado: 28.08.2014 11:42

El Estado Islámico ejecuta a 250 soldados sirios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Combatientes de Estado Islámico han ejecutado a 250 miembros del ejército sirio a los que habían tomado como rehenes tras capturar una base aérea en el noreste del país, según ha informado este jueves un grupo que supervisa la violencia.

Estado Islámico, una escisión extremista de Al Qaeda, irrumpió el domingo en la base aérea de Tabqa tras dos días de combates con el Ejército y dijo que había capturado y matado a soldados y oficiales en una de las confrontaciones más violentas entre ambas partes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que supervisa el conflicto usando fuentes sobre el terreno, dijo que los soldados que fueron ejecutados habían intentado escapar del aeropuerto cuando fueron tomados como rehenes por el grupo integrista.

Un vídeo colgado online por seguidores del Estado Islámico el martes parecía mostrar a miembros del grupo llevando a decenas de rehenes del ejército sirio caminando y corriendo por el desierto en ropa interior. La agencia de noticias Reuters no pudo confirmar el contenido del vídeo, que fue colgado en YouTube y otras redes sociales. Mostraba al menos a 135 hombres, algunos con las manos en la cabeza, yendo descalzos por el desierto mientras hombres armados se burlaban de ellos.

Las fotos de la ejecución han sido colgadas en internet por seguidores del EI

No estaba claro qué fue de los hombres después, pero fotos colgadas por seguidores de Estado Islámico en internet parecían mostrar al menos siete militares abatidos a tiros. Medios estatales sirios confirmaron el ataque contra la base, pero no han informado de ninguna muerte o de ninguna captura por parte del grupo.

Tabqa era el último bastión del Ejército en una zona controlada por el Estado Islámico, que se ha hecho con grandes áreas de Siria e Irak en los últimos meses con el propósito de crear un califato islámico. Estados Unidos ha llevado a cabo ataques aéreos contra Estado Islámico en Irak y ha dejado abierta la opción de una acción similar en Siria.

Por otra parte, la aviación siria bombardeó unas posiciones rebeldes cerca de un puesto fronterizo junto a los Altos del Golán ocupados por Israel que habían sido capturadas por insurgentes en algunos de los enfrentamientos más duros de este año en esta zona estratégica, dijeron el jueves residentes y rebeldes.

El Frente Nusra, el ala de Al Qaeda en Siria, junto a otros grupos rebeldes moderados que habían lanzado el ataque en la mañana del pasado viernes contra el puesto fronterizo, estaban "resistiendo" a pesar del fuerte bombardeo, según una fuente de la brigada Islamista Beit al-Maqdis, cuyos combatientes estuvieron involucrados en la lucha.

Abu Iyas al Horani, un portavoz de otro grupo rebelde que opera en la zona, dijo que al menos seis insurgentes murieron en los más recientes actos de violencia en el área, que se encuentra a unos 20 kilómetros al oeste del pueblo de Quneitra, el principal centro urbano, que se encuentra bajo control estatal. La frontera está vigilada por Naciones Unidas, que supervisa el tráfico entre los dos países enemigos, pero la distancia entre los dos puestos adversarios es de unos 200 metros.

Durante los combates, dos israelíes resultaron heridos por balas perdidas, un soldado y un civil, ambos en los Altos del Golán. Israel respondió con ataques de artillería contra dos posiciones del ejército sirio, dijeron el miércoles las Fuerzas Armadas israelíes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que 20 soldados sirios y 14 combatientes rebeldes murieron en los enfrentamientos. La organización reúne información de todos los bandos que participan en la guerra siria. Una portavoz de la ONU dijo previamente que la fuerza de paz de la organización no pudo confirmar si los rebeldes habían capturado el paso, "debido a que continúan los enfrentamientos" en una de las puertas. Los rebeldes, entre los que hay milicianos inspirados en Al Qaeda hostiles al Estado judío, tomaron brevemente el paso fronterizo de Quneitra el año pasado y ahora controlan muchas aldeas en el área.

Creciente presencia rebelde en el sur de Siria

Cientos de combatientes de Nusra que huyeron desde la provincia oriental de Deir al-Zor, después de que anteriormente este año fueron expulsados por rivales más radicales de Estado Islámico, se han reagrupado en el sur de Siria, fortaleciendo una creciente presencia rebelde en el área, dicen activistas.

Previamente este año, Nusra y sus aliados capturaron varias bases del ejército cerca del pueblo de Nawa, uno de los mayores avances rebeldes en el sur durante los tres años de la guerra en Siria. Los avances fueron importantes no sólo debido a que expanden el control rebelde cerca de los Altos del Golán ocupados por Israel y la frontera con Jordania, sino debido a que la base de poder de Asad en Damasco está apenas 65 kilómetros al norte.

Los rebeldes dicen que el ejército sirio, que lucha en varios frentes, ya ha perdido el control de grandes partes de las zonas rurales en el sur de Siria, pero quiere asegurarse de no ceder el dominio de los pueblos de Nawa y Quneitra en las laderas del Golán y la ciudad de Derá, en la frontera con Jordania.