Público
Público

Israel admite abusos en Gaza

Soldados que invadieron la franja reconocen que abrieron fuego contra civiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Soldados israelíes que participaron en la operación Plomo Fundido contra la franja de Gaza en enero último han confesado algunos excesos y abusos que cometieron deliberadamente contra la población civil palestina durante la invasión y que en ocasiones causaron la muerte de mujeres y niños.

Varios medios israelíes se hicieron ayer eco de esta información después de que se divulgara una publicación que se confeccionó con el testimonio de soldados el pasado 13 de febrero durante el Curso Preparatorio Yitzhak Rabin, de un centro militar situado en la localidad de Tivon.

Los testimonios incluyen relatos de cómo las tropas abrieron fuego contra civiles no combatientes a sabiendas de que lo eran; de la evacuación de civiles, incluidos niños y mujeres, a zonas donde no podían estar porque se les iba a disparar y de graves actos de vandalismo y abusos que podrían entrar en la definición de crímenes de guerra.

Disparos contra una anciana

En un caso, un comandante ordenó a una mujer y a sus dos hijos que abandonaran su casa, salieran a la calle y giraran a la derecha. La mujer no entendió la orden y giró a la izquierda. Francotiradores del Ejército que estaban apostados en el tejado mataron inmediatamente a la mujer y a sus hijos. En otra ocasión, los soldados mataron a una anciana que caminaba por una carretera sin constituir ningún peligro para nadie.

Aunque los excesos y abusos eran conocidos en medios militares, sólo ayer, al hacerse pública la información, el general Avijai Medelblit ordenó a la División de Investigación Criminal que abra una investigación interna. En Israel, este tipo de investigaciones suelen terminar sin mayores consecuencias, incluso en los casos más graves.

Yehuda Shaul, de la organización Romper el Silencio, integrada en su mayor parte por ex soldados que denuncian los excesos que los militares cometen con los palestinos en los territorios ocupados, considera que lo ocurrido en Gaza en enero no admite comparación con anteriores operaciones del Ejército.

"Es un patrón nuevo que no se había dado en las operaciones anteriores. La clase de armas que se emplearon en Gaza, el uso que se hizo de la artillería y la aviación, el concepto de destrucción masiva y el número de civiles muertos es algo nuevo y sin precedentes", afirma Shaul.

Los testimonios que ayer se publicaron "concuerdan con el ambiente y la atmósfera que vivieron los soldados en Gaza", afirma Shaul, cuya organización está confeccionando un informe similar y ya ha recogido testimonios de decenas de soldados.

Israel detuvo ayer a diez dirigentes de Hamás en Cisjordania. Cuatro de ellos son diputados, miembros del Parlamento palestino, incluido Naser Shaer, que fue vicepresidente del Gobierno de Hamás hasta que éste fue desmantelado con la detención masiva de sus dirigentes. Paralelamente, el Ministerio de Justicia israelí va a endurecer las condiciones de los militantes y simpatizantes de Hamás que hay en las cárceles en represalia por el hecho de que las dos partes no han llegado a un acuerdo para un canje de prisioneros. Hamás respondió que también endurecerá las condiciones de vida del soldado Guilad Shalit.