Público
Público

Israel anuncia una paralización parcial de los asentamientos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel anunció el miércoles que va a limitar la construcción de asentamientos durante 10 meses en un intento de reanudar las negociaciones de paz con los palestinos, pero ellos dijeron que no cumple lo que pedían.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó la decisión, que fue alabada inmediatamente por su aliado Estados Unidos, de un paso importante hacia la paz. Sin embargo, la oferta excluye áreas de Cisjordania que Israel anexionó a la municipalidad de Jerusalén después de capturar el territorio en la Guerra de los Seis Días de 1967, y los proyectos que ya están en marcha.

En un discurso al país, Netanyahu dijo a los israelíes que la construcción volverá a comenzar, pero urgió a los palestinos a responder a su gesto. Luego repitió el discurso en hora de máxima audiencia en inglés, contando los pasos que dijo que ha dado Israel para mejorar las condiciones de vida de los palestinos en Cisjordania.

"Israel ha dado hoy un paso de largo alcance hacia la paz", afirmó. "Es hora de que los palestinos hagan lo mismo".

Sin embargo, Nabil Abu Rdainah, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abas, dijo: "Cualquier regreso a las negociaciones debe ser sobre la base de una paralización completa de los asentamientos, y sobre todo en Jerusalén".

Esta política supone que no se emitirán nuevos permisos de construcción de viviendas durante 10 meses, y que no se podrá comenzar ninguna vivienda en "Judea y Samaria", la denominación israelí para Cisjordania salvo las zonas anexionadas de Jerusalén.

Con esta decisión, Netanyahu espera aliviar la presión internacional sobre su país y lograr el apoyo explícito de Estados Unidos, poniendo la presión sobre los palestinos para que vuelvan a la mesa de negociación sin condiciones, como ha pedido Washington.

APOYO DE EEUU

Poco después de su discurso, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, y el enviado de Estados Unidos en Oriente Próximo, George Mitchell, alabaron el anuncio.

Netanyahu ha rechazado paralizar totalmente las colonias, ya que dice que hay que acomodar el "crecimiento natural" de las familias.

Unos 500.000 judíos viven en Cisjordania y en las zonas anexionadas alrededor de Jerusalén, junto con 2,7 millones de palestinos. Los palestinos temen que las colonias les denieguen un estado viable.

Abas ha reiterado su exigencia de una paralización de las construcciones en asentamientos y ha pedido a Estados Unidos que presione a Israel.

"Lo que pedimos al presidente Obama y a toda la comunidad internacional son dos cosas. La primera es lo que está en la hoja de ruta de que Israel detenga los asentamientos totalmente, inclusive el de la evolución natural", afirmó en declaraciones a la prensa, traducidas al español durante una visita esta semana a Buenos Aires.

"El segundo punto que pedimos es lo que habíamos acordado con el Gobierno israelí anterior (...) de retornar a las fronteras del año 1967, si aplicamos eso y el mundo se compromete a implementar esto las negociaciones serán fáciles", afirmó.