Público
Público

Israel considera que "todo lo malo que llega a Oriente Medio viene de Irán"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El viceministro israelí de Asuntos Exteriores, Dani Ayalón, aseguró hoy que "todo lo malo que llega a Oriente Medio viene de Irán" y animó al mundo a hacer pagar a Teherán el "precio" de su programa nuclear, en vez de "enseñar los dientes".

Ayalón acusó a Teherán de desestabilizar la región con su "apoyo a organizaciones terroristas", que tienen "cada vez mayor intensidad y volumen", como muestra - dijo - el anuncio que hizo hoy en el Parlamento israelí el jefe de la Inteligencia Militar, Amos Yadlin, acerca de que el movimiento islamista palestino Hamás ha probado con éxito cohetes capaces de alcanzar Tel Aviv desde Gaza.

En una rueda de prensa en el "Centro Jerusalén de Asuntos Públicos", un grupo de estudios estratégicos con sede en esta ciudad, Ayalón acusó además a Teherán de "extender su influencia a todo el mundo".

En esta situación, Ayalón, miembro del partido ultraderechista "Israel Beitenu", abogó por "cambiar la ecuación" y "pasar a los iraníes el dilema" que actualmente tiene la comunidad internacional respecto a los planes nucleares de Teherán.

"Irán tiene que entender cuáles son los límites" y que "si sigue violando resoluciones de Naciones Unidas y el Tratado de No Proliferación Nuclear, habrá un precio", señaló.

A juicio de Ayalón, hasta ahora "no ha habido un precio", sino que "tan sólo se han mostrado los dientes", pero indicó que si la comunidad internacional aumenta la presión, Irán "tomará la elección apropiada, a fin de conservar el poder".

"No es un dictado divino que Irán se convertirá en una potencia nuclear (...) No tiene tantas cartas al negociar como quiere hacer creer. Es un país vulnerable con una economía débil que no soportaría sanciones económicas", subrayó.

En cuanto al tema palestino, el viceministro aseguró que su país ha hecho "propuestas de gran alcance" a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para que retome el diálogo de paz con Israel, estancado desde fines de 2008, algo que -vaticinó- sucederá "en pocos meses".

Israel se declara dispuesto a reanudar el diálogo de paz con la ANP, pero los palestinos exigen primero el cese de la expansión de los asentamientos judíos en Jerusalén Este y Cisjordania, en línea con sus obligaciones en el marco de la Hoja de Ruta y como prueba de que el diálogo será serio y no sólo una forma para Israel de ganar tiempo ante la comunidad internacional.

Ayalón calificó hoy esta exigencia de "error ético" y "político" y advirtió de que "se equivoca y muestra falta de buena fe o de seriedad quien piense que podría llevar a Israel a un rincón".

Asimismo, pidió a los países árabes que inviertan un mínimo de 10.000 millones de dólares en Cisjordania ocupada, algo que podría "hacer milagros" y "llevar a la economía palestina casi al nivel de la OCDE", la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.