Público
Público

Israel declara el estado de máxima alerta con motivo del Yom Kipur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades israelíes declararon hoy el estado de máxima alerta con motivo del "Yom Kipur" o "Día del perdón", la jornada más sagrada del calendario hebreo y que a partir de esta tarde paralizará el país durante unas veinticinco horas.

El estado de alerta incluye el cierre de los territorios palestinos y de todos los pasos fronterizos, se informa en un comunicado militar.

Los únicos que podrán desplazarse entre Cisjordania e Israel serán el personal médico, activistas de ONGs, abogados y otros profesionales previa coordinación con el Ejército israelí.

Igualmente se permitirá el paso a periodistas que dispongan de la documentación apropiada, según la nota.

La jornada del Yom Kipur, celebrada por los judíos desde tiempos bíblicos -es mencionada como "Sábado de sábados" en las escrituras sagradas-, es la más solemne del calendario hebreo y paraliza por completo el transporte público, de vehículos privados, cualquier actividad pública o privada, sea comercial o de entretenimiento.

Desde la caída del sol, sobre las 17.00 hora local (14.00 GMT), y hasta que salgan las tres primeras estrellas, sólo funcionarán en Israel los servicios de emergencia, situación que cientos de miles de niños aprovechan para salir en bicicleta por calles y carreteras.

Quedarán suspendidos también todos los vuelos y el espacio aéreo israelí será cerrado al tráfico aéreo comercial.

En esta jornada, la tradición judía ordena un estricto ayuno y prolongados rezos en las sinagogas, que suelen estar abarrotadas en las dos primeras horas, para la oración de "Kol Nidré", y las dos últimas, para la de "Neilá" (Cierre), ambas escritas en distintas épocas de la España Medieval.

El Yom Kipur era el único día del año en el que el Sumo Sacerdote entraba en el Sancta Sanctorum del bíblico Templo de Jerusalén, la parte más sagrada del santuario, y pronunciaba completo y sin eufemismos el nombre de Dios ante los miles de fieles arrodillados fuera del recinto.

Una de las tradiciones que preceden al "Día del Perdón" es el ritual de las "Kaparot" (expiaciones), en las que se sacrifican aves como redención del individuo, a la manera en que antiguamente se hacía con un chivo en el templo.