Público
Público

Israel deporta a los activistas de la flotilla de ayuda a Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel dijo que completará el miércoles la deportación de todos los activistas pro palestinos que capturó durante el mortal asalto a una flotilla de ayuda que se dirigía a la Franja de Gaza y prometió evitar que otros barcos lleguen al enclave palestino gobernado por Hamás.

En medio de la indignación internacional por la muerte de nueve personas, Turquía, que llamó a consultas a su embajador en Israel, demandó que el Estado judío levante su bloqueo sobre Gaza como condición para restaurar los vínculos.

"El futuro de las relaciones con Israel dependerá de la actitud de Israel", dijo el ministro de Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu.

Por su parte, el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, visitó a los comandos que participaron en el ataque y les dijo: "Vengo en nombre del Gobierno israelí a decirles 'gracias'".

Israel dijo que deportaría a 682 activistas de más de 35 países detenidos tras el ataque del lunes en aguas internacionales a seis barcos de ayuda con destino a la Franja de Gaza, controlada por el grupo islámico Hamás, que se opone al presidente palestino, Mahmud Abas, con respaldo de Occidente.

Para el mediodía del miércoles, unos 200 activistas habían sido trasladados desde un centro de detención al aeropuerto de Ben Gurion, cerca de Tel Aviv, dijo un portavoz del Servicio Penitenciario, y 123 activistas ya cruzaron un puesto fronterizo hacia la vecina Jordania.

Los activistas restantes serían liberados durante el día, dijo el portavoz. Todos habían permanecido incomunicados por las autoridades israelíes.

Elogiando a los comandos navales por una operación que algunos analistas de asuntos militares israelíes describieron como un intento fallido, Barak dijo en una base de infantes de marina cerca del puerto de Haifa que habían llevado a cabo su misión bajo circunstancias difíciles.

Los comandos que abordaron el barco turco Mavi Marmara, donde se desarrollaron los mayores episodios de violencia, abrieron fuego en defensa propia, después de que activistas los golpearan y arrebataran algunas de sus armas, dijo Israel.

El capitán del barco Gazze, de bandera turca y que llevaba la mayor parte de la carga humanitaria, dijo que el convoy estaba a 110 kilómetros de las aguas territoriales de Israel cuando vio luces en el mar y helicópteros acercándose.

Luego los comandos israelíes abordaron el barco y sometieron a la tripulación. "Nos apuntaron con dos armas a la cabeza de cada uno de nosotros", dijo el capitán Huseyin Tokalak en una conferencia de prensa en Estambul después de que Israel lo liberara. No hubo víctimas en su embarcación.

En un discurso al Parlamento israelí, el viceministro de Defensa, Matan Vilnai, dijo que se emitieron alertas por radio a cada uno de los seis capitanes que estaban entrando en el "área bloqueada" y que podían en cambio haber desembarcado en Israel y dejado su carga de ayuda allí para ser transferida al enclave.

También señaló que la Armada tiene grabaciones de los capitanes respondiendo con groserías. "No sabía que había tantas malas palabras en idiomas extranjeros", dijo Vilnai.

PETICIÓN DE INVESTIGACIÓN

En medio del amplio malestar por la acción israelí y secundado por Washington, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidió una investigación imparcial de las muertes, y el primer ministro turco instó al inmediato levantamiento del embargo "inhumano" sobre la Franja de Gaza.

Turquía dijo que tres de los nueve muertos fueron identificados como turcos y que un cuarto poseía una tarjeta de crédito turca. Israel no ha identificado públicamente a las víctimas mortales.

Durante una rueda de prensa en Ankara a su regreso de una visita a Estados Unidos, Davutoglu dijo: "No veo una razón para no normalizar las relaciones (con Israel) una vez que el bloqueo sobre Gaza sea levantado y nuestros ciudadanos liberados".

En el horizonte aparecía otro esfuerzo para romper el bloqueo: el MV Rachel Corrie, un ex buque mercante comprado por activistas pro-palestinos y que recibió el nombre de una mujer estadounidense muerta en la Franja de Gaza en 2003, zarpó el lunes desde Malta.

El navío lleva a 15 activistas, incluyendo a un irlandés que recibió el premio Nobel de la Paz, y se espera que llegue al punto en el que los otros barcos fueron interceptados entre el viernes en la tarde y el sábado en la mañana, dijo el tripulante Derek Graham a la emisora estatal irlandesa RTE.

Consultado sobre cómo planea lidiar Israel con cualquier nuevo intento de llegar a Gaza, Tzachi Hanegbi, jefe del Comité de Asuntos Exteriores y Defensa del Parlamento, dijo que no habrá un cambio en la política.

"No podemos dejarlos borrar de ninguna forma la línea roja que Israel ha fijado. Dejarlos entrar es ayudar a Hamás y esa no es una opción", dijo Hanegbi a Radio Israel.

Egipto, que ha mantenido su frontera con el enclave costero principalmente cerrada desde que Hamás capturó el territorio en 2007, volvió a abrir el paso fronterizo el martes.

La medida fue vista como un esfuerzo para reflejar las críticas al bloqueo y cientos de palestinos acudieron el miércoles al cruce fronterizo en Rafah, que es el único no controlado por Israel.