Público
Público

Israel podría detener la guerra en Gaza, pero ignora a Hamás

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Israel podría detener unilateralmente su ofensiva sobre Gaza para privar a Hamás de cualquier logro político en un tregua patrocinada por Egipto, dijeron el viernes fuentes políticas.

Entre una intensa diplomacia en El Cairo y Washington, Israel dijo que su ofensiva podría estar "en el último acto", pero de nuevo bombardeó la Franja de Gaza, donde han muerto más de 1.150 palestinos y hay más de 5.000 heridos después de tres semanas de asedio.

Responsables israelíes dijeron que el primer ministro, Ehud Olmert, convocaría el sábado por la noche a su gabinete de seguridad para decidir si declarar un alto el fuego unilateral, y agregó que Egipto había concluido que las negociaciones con Hamás no estaban progresando.

Oficiales israelíes no estuvieron inmediatamente disponibles para hacer declaraciones.

Israel no negociará directamente con el movimiento islamista, que también es eludido por Occidente por no reconocer al Estado judío, no renunciar a la violencia, ni aceptar los pasados acuerdos de paz.

En Doha, el líder exiliado de Hamás Jaled Meshaal dijo a líderes árabes que su grupo no aceptará las condiciones israelíes para un alto el fuego y luchará hasta que Israel termine con las hostilidades.

La ministra de Relaciones Exteriores Tzipi Livni, al ser consultada sobre si Israel pondría fin unilateralmente al asedio, dijo al Canal 10 de Israel: "El gabinete de seguridad se reunirá para tomar la decisión".

Meshaal instó a los líderes árabes que participaban en una reunión de emergencia sobre Gaza a cortar todos los lazos con el Estado judío. Qatar y Mauritania decidieron suspender sus vínculos políticos y económicos con Israel, según informó el canal de televisión Al Yazira.

La asunción de Barack Obama como nuevo presidente de Estados Unidos el próximo martes es percibida por algunos como el momento en el que Israel podría ceder a la presión internacional y suspender sus ataques.

En otras señales de la molestia en el mundo musulmán por la ofensiva israelí en Gaza, el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, dijo que Israel debería ser excluido de Naciones Unidas por ignorar una resolución de alto el fuego del Consejo de Seguridad del organismo.

"ÚLTIMO ACTO"

"Es de esperar que estemos en el último acto", dijo Mark Regev, portavoz de Olmert.

Diplomáticos occidentales dijeron también que Olmert, el presidente palestino, Mahmud Abas, y el presidente egipcio, Hosni Mubarak, podrían firmar un acuerdo tan pronto como el domingo para impulsar una tregua.

No estaba inmediatamente claro qué implicaría el acuerdo, pero los diplomáticos dijeron que incluiría convenios de seguridad para las fronteras de Gaza con Egipto e Israel.

Los palestinos en la Franja de Gaza disfrutaron de una calma relativa tras un intenso combate el jueves que muchos percibieron como un último avance israelí antes de aceptar los términos de un alto el fuego.

Pero los ataques israelíes se intensificaron más tarde, causando la muerte de 30 residentes de Gaza.

Al menos 15 cohetes cayeron en Israel desde Gaza hiriendo a cinco civiles, dijo el Ejército. El disparo de cohetes de Hamás ha disminuido durante la guerra, que Israel inició el 27 de diciembre con el declarado objetivo de frenar el lanzamiento de misiles de Hamás hacia el Estado judío.

Durante la campaña han muerto diez soldados israelíes y tres civiles.

Livni, que intentará reemplazar a Olmert en las elecciones del 10 de febrero, ha apoyado en privado un alto el fuego unilateral.

"He dicho que el fin no tiene que ser de acuerdo con Hamás, sino más bien dispuesto contra Hamás", dijo Livni.

La titular de Exteriores israelí hablaba desde Washington después de firmar un pacto de seguridad con la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, con el fin de cortar el suministro de armas a Hamás por vía aérea, terrestre o marítima.

Bajo el acuerdo, señalaron funcionarios de Israel, Estados Unidos lideraría una campaña mundial con sus aliados de la OTAN para interrumpir el traslado ilegal de armas hacia Gaza desde Irán y otros países.

Evitar el rearme de Hamás ha sido una de las principales demandas de Israel para un alto al fuego.