Público
Público

Israel envía reservistas del Ejército a combates en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Los líderes israelíes, que intentan asestar el golpe definitivo a los milicianos de Hamás que hacen frente a una ofensiva de 17 días en la Franja de Gaza, han enviado reservistas del Ejército al combate en el enclave.

Con la cifra de muertos palestinos acercándose a los 900 y la creciente presión internacional por un alto el fuego, las fuerzas israelíes podrían lanzar un ataque a gran escala contra los túneles de la frontera entre Gaza y Egipto por los que trafica Hamás, y tal vez una operación urbana a mayor escala.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert; el ministro de Defensa, Ehud Barak; y la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni se reunieron el domingo a última hora y decidieron reforzar la presión sobre Hamás, según medios de Israel.

Livni dijo a la Radio del Ejército que la ofensiva de Gaza había "restaurado la disuasión de Israel" y "creado una nueva ecuación (...) que dice que cuando nuestros ciudadanos son atacados respondemos con la fuerza".

La ministra declinó decir cuándo terminará la ofensiva.

RESERVISTAS

Autobuses llenos de reservistas israelíes se dirigieron el domingo hacia el sur de Gaza mientras los combates continuaban en el territorio controlado por Hamás, desafiando una llamada al alto el fuego del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Hasta ahora no se había desplegado a los reservistas, mientras los líderes israelíes consideraban una ofensiva total en pueblos y ciudades de Gaza para acabar con la capacidad de Hamás para lanzar cohetes hacia Israel.

Una medida de este tipo podría ocasionar un mayor número de bajas militares israelíes, así como mayores pérdidas entre los 1,5 millones de palestinos que viven en el diminuto enclave costero sin ruta de escape.

Aviones de guerra israelíes han bombardeado repetidamente el llamado pasillo Philadelphi a lo largo de los 15 kilómetros de la frontera entre Gaza y Egipto, en ocasiones con munición que explota bajo tierra y provoca ondas de choque, para intentar derrumbar los túneles.

"Continuamos operando para restaurar la calma en el sur y crear una situación de acción efectiva a lo largo del pasillo Philadelphi", dijo Barak al ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, de visita en el país, según relató el ministro de Defensa.

"Estamos decididos a conseguir los objetivos que nos hemos fijado al principio de la operación, y al mismo tiempo estamos examinando también la vía diplomática", dijo Barak.

Israel, que rechazó la resolución de alto el fuego de la ONU de la semana pasada como impracticable, quiere detener los ataques con cohetes y que se tomen medidas para impedir que Hamás se rearme a través de túneles transfronterizos.

El líder de Hamás, Khaled Meshaal, dijo que el grupo islámico no considerará un alto el fuego hasta que Israel ponga fin a su ataque aéreo, marítimo y terrestre y levante su bloqueo de Gaza. Una delegación de Hamás está en El Cairo para negociar un plan de tregua patrocinado por Egipto.

La cifra de muertos palestinos desde el comienzo de la ofensiva israelí el 27 de diciembre alcanza las 890 personas, muchas de ellas civiles, dijeron funcionarios médicos de Gaza. Unos 3.600 palestinos han resultado heridos.

tres civiles alcanzados por fuego de cohetes y 10 soldados - han perdido la vida, según Israel.