Público
Público

Israel indemnizará con 2,3 millones de euros a la familia de un productor británico muerto en 2003

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel indemnizará a la familia del productor británico James Miller, muerto en Gaza hace cinco años por disparos de soldados israelíes, a cambio de que el gobierno británico suspenda todos los trámites jurídicos para la extradición de los homicidas.

La familia del productor será compensada con 12 millones de shékels (unos 2,3 millones de euros o 3,4 millones de dólares) en un acuerdo que pone fin a cinco años de litigio entre las autoridades políticas y judiciales de ambos países, informa hoy el diario Haaretz.

"La compensación es razonable. También llegamos a un acuerdo sobre los aspectos legales", dijo una fuente gubernamental israelí citada por el diario, quien no obstante advirtió de que el acuerdo definitivo no está cerrado.

"Estamos muy cerca (de cerrar el acuerdo). El asunto afectaba a nuestras relaciones con el Reino Unido y estamos contentos de que la familia y el Gobierno británico deseen alcanzar un acuerdo", agregó.

En un principio la familia había exigido 3 millones de libras esterlinas -el doble de la compensación acordada- y el gobierno británico había iniciado los trámites para pedir la extradición de los soldados que mataron a Miller.

El productor murió por disparos de soldados israelíes cuando filmaba en la ciudad de Rafah, en el sur de la franja de Gaza.

Según el testimonio de un periodista local que lo acompañaba, los soldados le dispararon en el cuello cuando salía de una vivienda con una bandera blanca.

Otros testimonios apuntan a que en el momento de los hechos no se producía ningún enfrentamiento armado en la zona y a que le dispararon de forma deliberada.

En 2005, no obstante, el Ejército israelí exoneró a los responsables por falta de pruebas y se limitó a amonestarlos por uso ilegal de arma de fuego.