Público
Público

Israel planea el cese el fuego y Hamás promete seguir la lucha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Israel planea detener la ofensiva en la Franja de Gaza sin llegar antes a un acuerdo con Hamás, dijo el sábado un alto funcionario israelí, mientras que el grupo militante islámico prometió seguir luchando a menos que el Estado judío acceda a sus demandas.

"La meta es anunciar, sometido a la aprobación del Gabinete, una suspensión de las actividades militares porque creemos que nuestros objetivos han sido logrados", dijo el funcionario, quien pidió no ser nombrado.

El Gabinete de Seguridad israelí tiene previsto reunirse durante la tarde y luego el primer ministro, Ehud Olmert, se dirigirá a la nación.

"No hay acuerdo con Hamás y está claro que si Hamás dispara en contra de soldados israelíes o continúa el lanzamiento de cohetes hacia Israel, Israel se reservará el derecho de actuar", precisó el funcionario.

Un funcionario de Hamás en Beirut sostuvo con anterioridad el sábado que los militantes lucharán hasta que Israel ceda a sus demandas, que buscan principalmente terminar con el bloqueo del Estado judío en el enclave.

El Ejército israelí continuó con los ataques al enclave durante la noche y los proyectiles de un tanque mataron a dos pequeños niños que se refugiaban en una escuela de Naciones Unidas, dijo un funcionario de la ONU.

John Ging, jefe de UNRWA, la principal agencia de ayuda para palestinos de la ONU, comentó a Reuters que se trataba de dos niños.

Israel sostuvo que estaba investigando este informe.

Ging dijo que el asalto de artillería israelí causó la muerte a dos hermanos de 5 y 7 años, mientras se refugiaban en una escuela de la norteña ciudad de Beit Lahiya. Su madre, que estaba entre los 14 heridos, perdió ambas piernas.

BUSCAN ACUERDO CON EL CAIRO

Otro funcionario israelí afirmó que esperaba que el Gabinete declare un cese el fuego unilateral y alcance un acuerdo con El Cairo para aumentar la seguridad en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto.

Bajo tal pacto, agregó, el paso fronterizo de Rafah se reabriría continuando con un acuerdo alcanzado en el 2005 con la Autoridad Palestina, que ha realizado un llamamiento para que las fuerzas del presidente Mahmud Abas controlen la frontera y para que los europeos la vigilen.

El funcionario indicó que es probable que los pasos fronterizos con el Estado judío inicialmente sean abiertos sólo para la entrada de suministros humanitarios, mientras se negocia la liberación de Gilad Shalit, un soldado israelí capturado por Hamás en la Franja de Gaza.

Los delegados de Hamás iban a reunirse con funcionarios egipcios en El Cairo para discutir la respuesta israelí a sus términos ofrecidos para una tregua.

"O escuchamos lo que hemos demandado o el resultado será la continuación de la confrontación en terreno", explicó en Beirut Osama Hamdan, representante de Hamás en El Líbano.

Previamente, el ministro egipcio de Relaciones Exteriores, Ahmed Aboul Gheit, sostuvo que su país no estaba comprometido con un pacto firmado el viernes por Estados Unidos e Israel para detener el tráfico de armas desde la frontera de Egipto con Gaza.

Egipto ha estado intentando gestionar un cese el fuego entre Israel y Hamás, debido a que ambas partes se rehúsan a negociar directamente.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, hizo un llamamiento a Israel el sábado para que termine inmediatamente con sus operaciones militares en la Franja de Gaza y dijo que su país convocaría a una reunión para reconstruir el enclave.

"Llamo a Israel hoy para terminar inmediatamente con las operaciones militares. Y llamamos a estos líderes a (acordar) un incondicional cese el fuego y les pido que retiren todas las fuerzas por completo de la franja", dijo en un discurso televisivo a la nación.

LAS CONDICIONES DE HAMÁS

Hamas ha ofrecido un año de tregua renovable con la condición de que las fuerzas israelíes se retiren de la Franja de Gaza en una semana y que todos los cruces fronterizos con Israel y Egipto sean abiertos.

Desde que Hamás tomó el control del enclave en el 2007, Israel ha mantenido un bloqueo que actualmente sólo permite el paso de ayuda humanitaria.

Israel parece dispuesto a detener la ofensiva en la franja antes de que Barack Obama juramente como presidente de Estados Unidos el martes, para evitar empañar un día histórico de su principal aliado.