Público
Público

Israel se prepara para evacuar 23 mini-asentamientos en un día, según el diario Haaretz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las Fuerzas Armadas israelíes se preparan para llevar a cabo en un solo día un plan de evacuación forzosa de 23 mini-asentamientos ilegales en Cisjordania, informó hoy el diario Haaretz en su portada.

Según la fuente, el plan habría sido aprobado por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y afectaría a todos los proto asentamientos (también llamados "puestos de avanzada") establecidos por colonos judíos en territorio palestino después de 2001, que son los que Israel reconoce como ilegales (para la comunidad internacional, todos lo son).

La Policía de Fronteras, la Policía y el Ejército habrían llevado a cabo un ejercicio conjunto para practicar la evacuación y el manejo de las violentas protestas que ésta previsiblemente desataría entre los colonos.

El Ejército está tratando de ocultar todos los detalles referentes a la evacuación, en particular las fechas, puesto que "los jefes del Ejército son conscientes de que muchos soldados se identifican con los colonos y podrían pasar información a quienes se oponen a la evacuación", indica Haaretz.

El portavoz de la Policía israelí, Miki Rosenfeld, declinó a Efe informar sobre entrenamientos específicos para la evacuación de asentamientos y se limitó a asegurar que "en los últimos años la policía israelí se ha entrenado continuamente para enfrentarse a los desórdenes públicos, tanto en los seis distritos del país como en Judea y Samaria (nombres bíblicos para Cisjordania)".

En las últimas semanas la política de expansión de colonias que Israel desarrolla en el territorio palestino ocupado de Cisjordania ha sido duramente criticada por Estados Unidos, que ha exigido en reiteradas ocasiones que se frene la construcción en los asentamientos.

Ayer, colonos israelíes incendiaron unos 1.500 olivos de propiedad palestina en una zona alrededor de la ciudad cisjordana de Naplusa como respuesta a la demolición por la Policía israelí de un asentamiento colono en la zona.

Indignados por la demolición del enclave, los colonos prendieron fuego a varios campos y agredieron con piedras a conductores palestinos que circulaban por las carretera de la zona.