Público
Público

Israel presiona Gaza y dice que queda trabajo por hacer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Las fuerzas israelíes presionaban el martes las zonas cercanas al corazón de Ciudad de Gaza y un general israelí aseguró que todavía queda trabajo por hacer frente a Hamás, en una ofensiva devastadora que ya dura 18 días.

La cifra de muertos palestinos en la campaña israelí se incrementó a 952, según el Ministerio de Sanidad de Hamás, entre ellos 400 mujeres y niños. Israel dice que 10 soldados israelíes y tres civiles murieron a causa de los cohetes de Hamás.

Las explosiones y el fuego de las ametralladoras resonaba en la ciudad de 500.000 habitantes, después de que los tanques israelíes se acercaran más cerca del centro, aunque sin entrar, dijeron residentes.

Talat Jad, un residente de 30 años en el barrio de Gaza de Tel al Hawa donde los tanques irrumpieron durante la noche, dijo que 15 miembros de su familia y él se reunieron en una habitación de su casa, demasiado asustados para mirar por la ventana.

"Incluso pusimos nuestros móviles en silencio porque temíamos que los soldados en sus tanques pudieran oírlos", dijo Jad. "Algunos de nosotros recitamos el Corán y otros rezaron por que el sonido de las explosiones se apagara".

Responsables médicos dijeron que 18 palestinos armados, muchos de ellos miembros del grupo islamista Hamás que gobierna la Franja de Gaza, y siete civiles murieron en los últimos combates.

En El Cairo, una delegación de Hamás reanudó las conversaciones con Egipto sobre un plan de alto el fuego propuesto por este país, que hace frontera con la Franja de Gaza e Israel y ha firmado la paz con el Estado judío.

La aviación israelí atacó 60 objetivos, incluyendo túneles usados por milicianos de Gaza para hacer contrabando de armas a través de la frontera con Egipto, instalaciones de fabricación de armas y puestos de mando de Hamás, dijo el Ejército. Dos cohetes alcanzaron la ciudad israelí de Beersheba, sin causar víctimas.

"Hemos logrado mucho golpeando a Hamás y su infraestructura, su gobierno y su brazo armado, pero aún hay trabajo por delante", dijo a un comité parlamentario el teniente-general Gabi Ashkenazi, jefe del estado mayor de las Fuerzas Armadas de Israel.

Ashkenazi señaló que la aviación israelí había realizado más de 2.300 ataques desde que el 27 de diciembre comenzara la ofensiva, la más letal contra los palestinos en décadas.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban ki-moon, ha viajado a la región para seguir presionando en favor de una tregua, en una semana de charlas con líderes en Egipto, Israel, Jordania y Siria.

"Mi mensaje es simple, directo, y al grano: la lucha debe terminar. A ambas partes, les digo: deténganse ahora", dijo Ban a los periodistas antes de su partida.

Los grupos de defensa de los derechos humanos han informado de escasez de suministros básicos, como el agua, en la Franja de Gaza. El desabastecimiento de combustible ha provocado frecuentes cortes de energía.

Israel ha permitido casi diariamente la entrada de camiones con comida y medicina. Pero en un nuevo informe, Human Rights Watch aseguró que la pausa diaria de tres horas en sus ataques para permitir la entrada de ayuda humanitaria en Gaza es "tristemente insuficiente".

OFENSIVA URBANA

Fuentes políticas han dicho que el primer ministro israelí, Ehud Olmert, el ministro de Defensa, Ehud Barak, y la ministra de Exteriores, Tzipi Livni, decidieron a última hora del lunes ordenar a los soldados que en los próximos dos o tres días no entraran en las zonas urbanas.

Iniciar la "Fase 3" de la ofensiva probablemente complicaría los esfuerzos para una tregua, llevaría a intensificar los combates callejeros y podría causar muchas víctimas en ambos bandos, una iniciativa políticamente arriesgada a menos de un mes de las elecciones parlamentarias en Israel.

Barak dijo en unas declaraciones emitidas por televisión que Israel había escuchado "respetuosamente" la petición de Ban y que estaba supervisando la mediación de Egipto, pero que seguiría combatiendo contra Hamás mientras tenían lugar los esfuerzos diplomáticos.

Hamás dice que Israel debe retirar todas sus tropas bajo un alto el fuego y finalizar el bloqueo de la Franja de Gaza, que se ha estrechado después de que el grupo se hiciera con el gobierno del enclave costero al derrotar a las fuerzas leales al presidente palestino, Mahmud Abas, en 2007.

El oficial de Hamás Mousa Abu Marzuq dijo a la televisión Al Yazira que tenía "observaciones considerables" sobre un plan de alto el fuego.