Público
Público

Israel profundiza su ofensiva y mata a un ministro de Hamás

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al Mughrabi

Las fuerzas israelíes se internaron el jueves en el centro de Gaza y mataron al ministro del Interior de Hamás, en lo que puede ser una presión final hacia el grupo islamista antes de acceder a un alto el fuego en la guerra que ya dura 20 días.

Fuentes diplomáticas dijeron que los líderes israelíes estaban evaluando los términos de Hamás para llegar a una tregua.

El grupo islamista incluyó una propuesta de alto el fuego de un año, la retirada de todas las fuerzas israelíes en los próximos 5 a 7 días y la inmediata apertura de los cruces fronterizos, apoyados por garantías internacionales que aseguren que permanecerán transitables.

Israel dijo que la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, viajaría a Washington para finalizar un acuerdo para impedir que Hamás se rearme, una condición del Estado judío para el alto el fuego.

"El primer ministro Ehud Olmert autorizó esta tarde el viaje de la ministra Tzipi Livni a Estados Unidos para promover un acuerdo (...) que busca solucionar el tema del contrabando de armas", dijo un comunicado de la oficina de Olmert.

En Jerusalén, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que el trabajo de detalles técnicos de un acuerdo de alto el fuego en la Franja de Gaza podría tardar algunos días más, pero pidió a Israel y a Hamás que detengan los enfrentamientos inmediatamente.

"Se puede tardar algunos días más para pactar algunos temas técnicos", dijo a periodistas tras una serie de reuniones con líderes israelíes.

Ban afirmó que era "razonablemente optimista" respecto a que los israelíes decidieran aceptar un alto el fuego, pero urgió tanto a Israel como a Hamás a "detener los combates ahora".

En un paso para acercar el acuerdo, Estados Unidos dijo a Israel que estará preparado para ofrecer garantías de seguridad.

La cifra de muertos palestinos en la ofensiva por tierra y aire ascendió a al menos 1.095 personas y había más de 5.000 heridos, según el Ministerio de Salud de Gaza, controlado por Hamás. Un grupo de derechos humanos palestino afirmó que 670 de los muertos eran civiles.

Del lado israelí ha habido 13 muertes, 10 de soldados y tres de civiles, que fallecieron por cohetes disparados por Hamás desde que Israel lazó su campaña militar el 27 de diciembre.

En Damasco, el líder exiliado de Hamás, Jaled Meshaal, reiteró las demandas de su grupo para una tregua con Israel en la Franja de Gaza, y dijo que el acuerdo de alto el fuego no se había alcanzado.

"Primero, la agresión debe detenerse; segundo, las fuerzas israelíes deben retirarse de Gaza (...) inmediatamente, por supuesto; tercero, debe levantarse el sitio y cuarto, queremos que todos los cruces fronterizos (en Gaza) sean reabiertos, el primero de ellos, Rafah (Egipto)", expresó.

Un ataque aéreo israelí a una casa en el campo de refugiados de Yabalya mató al ministro del Interior de Hamás, Said Seyam, a su hijo, su hermano y otra media docena de personas, dijeron trabajadores médicos. Seyam tenía a su cargo a 13.00 efectivos de seguridad y de la policía de Hamás.

Al menos 15 palestinos murieron en ataques israelíes en la ciudad de Gaza durante el día, dijeron fuentes médicas.

Los ataques israelíes también impactaron contra un complejo de Naciones Unidas, un hospital y un edificio perteneciente a un canal de televisión.

DISCULPA

La oficina del primer ministro israelí, Ehud Olmert, dijo que la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, dijo al político por teléfono que Washington firmará un acuerdo sobre medidas para evitar el rearme de Hamas por medio del contrabando con Egipto tras el alto el fuego.

"La secretaria de Estado expresó que Estados Unidos estará preparado para ayudar a resolver el tema del contrabando", indicó a través de un comunicado.

Israel insiste en que Hamás no debe poder rearmarse gracias al contrabando a través de los túneles bajo la frontera entre Egipto y la Franja de Gaza y debe finalizar los ataques de cohetes en las ciudades ubicadas en el sur de Israel.

Cerca de 25 cohetes disparados desde la Franja de Gaza impactaron en el sur de Israel el jueves, hiriendo a seis personas, informó la policía.

La agencia de ayuda a los palestinos de Naciones Unidas UNRWA dijo que su complejo, donde hasta 700 palestinos estaban refugiados, fue impactado dos veces por fuego israelí y tres miembros de su personal resultaron heridos. Un densa columna de humo ascendía desde su depósito de comida y combustible.

El secretario de Naciones Unidas expresó "indignación" por el incidente. Más tarde, en una reunión con Ban, el primer ministro Ehud Olmert se disculpó pero dijo que el bombardeo fue en respuesta a fuego de hombres armados palestinos en el complejo.

Otro cohete impactó la Torre Al Shurouq, donde están ubicadas las oficinas de Reuters y de otros medios.

En tanto, decenas de aterrorizados habitantes de los barrios cercanos al centro de la ciudad de Gaza escapaban del lugar a pie. Otros miles se atrincheraron en sus casas mientras las explosiones sacudían las calles abarrotadas de escombros.

"Es una catástrofe", dijo una mujer mientras caminaba con rapidez llevando a un niño en brazos y con otros dos a su lado.

"Cogimos nuestro dinero y los pasaportes. Debemos llevar una identificación en caso de que nos maten (...) Hamás puede decir que ganó si quiere, pero nosotros sólo esperamos que esto se acabe de una vez", agregó.