Público
Público

Israel propone una investigación con observadores extranjeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel, eludiendo una petición de Naciones Unidas para que se abra una investigación internacional, propuso el jueves que una comisión israelí en la que participen observadores extranjeros investigue el asalto mortal a un barco turco que se dirigía a Gaza.

El ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman, aceptó una sugerencia estadounidense en un intento por calmar el furor internacional provocado por la muerte de nueve activistas pro-palestinos en la operación de un comando naval efectuada el lunes.

Ciudadanos turcos y de otras nacionalidades que iban en el barco fueron recibidos como héroes en Estambul y realizaron acusaciones de "crímenes de guerra" y muertes injustificadas contra los marines israelíes que asaltaron el Mavi Marmara.

En la ocupada Cisjordania, el enviado estadounidense para Oriente Próximo, George Mitchell, dijo que la "tragedia de la última semana" no debía minar las negociaciones indirectas en las que él está mediando entre Israel y los palestinos, que aseguró estaban realizando algunos avances.

El responsable de una organización turca que organizó la flotilla de barcos que llevaban suministros humanitarios para tratar de romper el bloqueo impuesto por Israel sobre la Franja de Gaza dijo que los activistas habían cogido armas de los 10 soldados en defensa propia y que las habían lanzado por la borda sin dispararlas.

"Dijimos a nuestros amigos a bordo: 'Moriremos, nos convertiremos en mártires, pero no dejéis que nos presenten (...) como los que usamos las armas'", dijo Bulent Yildirim, presidente de la Fundación de Derechos Humanos y Libertades y Ayuda Humanitaria.

Oficiales israelíes dicen que sus hombres abrieron fuego para salvar sus vidas y que dos de los pasajeros del barco les dispararon con pistolas que quitaron a los marines.

Pero Yildirim, que estaba a bordo del Mavi Marmara, afirmó: "Con esta decisión, nuestros amigos aceptaron morir, y tiramos todas las armas que les quitamos al mar".

Estados Unidos, menos explícito que la mayoría de los enemigos y amigos de Israel sobre el incidente, respaldó las peticiones de la Unión Europea, Turquía y Naciones Unidas para algún tipo de investigación internacional.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, sugirió una investigación israelí con participación internacional.

Israel ha defendido la interceptación, diciendo que su bloqueo de Gaza pretendía evitar que los gobernantes islamistas de Hamás del territorio palestino introdujeran grandes cantidades de cohetes iraníes de largo alcance.

EJEMPLO SURCOREANO

"Estoy a favor de una investigación. Tenemos suficientes expertos legales de alto nivel (...) Si quieren observadores del extranjero, pueden invitar a observadores", dijo Lieberman en Radio Israel.

"Propongo que utilicemos a Corea del Sur como ejemplo", declaró, refiriéndose a la investigación lanzada por Seúl que incluyó a expertos de Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Suecia, tras el hundimiento de uno de sus buques de guerra en marzo.

La investigación concluyó que un submarino norcoreano disparó el torpedo que hundió la corbeta Cheonan, matando a 46 marineros.

Israel quiere que cualquier investigación se centre en la legalidad y detalles operativos de la actuación del comando en lugar de en su bloqueo de Gaza, iniciado hace cuatro años, y la situación humanitaria.

El ministro israelí de Finanzas, Yuval Steinitz, dijo a la Radio del Ejército: "Existe una necesidad de una investigación para extraer lecciones", una aparente referencia a la actuación militar en la operación.

Los israelíes han visto conmocionados un vídeo en el que aparecen comandos descendiendo a la cubierta del barco desde helicópteros, sólo para ser superados en número y golpeados con palos y objetos contundentes por los activistas. Las imágenes también mostraron a un activista con un cuchillo apuñalando a un soldado.

Yildirim dijo que vio a los comandos disparando balas de goma desde cerca antes de pasar a munición real, después de que algunos de los activistas les atacaran con sillas y bates.

El miércoles, el primer ministro Benjamin Netanyahu ofreció una defensa impenitente del bloqueo de Gaza, reprochando a gobiernos europeos y de otros puntos del mundo su "hipocresía" por cuestionar los esfuerzos de Israel por evitar que el grupo islamista Hamás se rearme.

El Ministerio de Asuntos Exteriores quitó importancia a una votación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, un foro que Israel considera profundamente predispuesto en su contra, para formar una misión independiente que revise si se produjeron violaciones a la ley internacional.

Israel tuvo que enfrentarse a una investigación de la ONU por la ofensiva de tres semanas que lanzó en la Franja de Gaza en diciembre de 2008, que encontró evidencias de que sus fuerzas cometieron crímenes de guerra, acusaciones rechazadas por los líderes israelíes.