Público
Público

Israel reanudará mañana el abastecimiento de combustible a Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel reanudará mañana el abastecimiento de combustible de uso industrial a la franja de Gaza, para impedir una situación en la que su planta eléctrica pueda quedarse sin reservas.

"El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, ordenó la reanudación del suministro de diesel a la planta eléctrica de Gaza", informa hoy un comunicado del Ministerio israelí de Asuntos Exteriores.

"Sólo se transferirá la cantidad mínima indispensable para mantener en funcionamiento la planta", añade la nota.

La decisión sigue a las advertencias ayer de varios funcionarios palestinos acerca de que Gaza podría "apagarse" hoy martes, si Israel no permitía la entrada de combustible.

"Las cantidades existentes de combustible industrial para mantener la planta eléctrica en funcionamiento serán suficientes hasta mañana martes", dijo Muyahid Salama, jefe de la Corporación Palestina de Petróleos.

Israel suspendió la entrega de combustibles el pasado miércoles, después de la muerte de dos operarios en la terminal de abastecimiento de Nahal Oz, en un ataque de tres milicias palestinas.

Según Exteriores, el abastecimiento se reanudará después de mejorar las medidas de seguridad en la terminal donde la gasolina pasa de los camiones israelíes a depósitos en el lado palestino.

Por convenios entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP), todo el suministro a Cisjordania y Gaza lo efectúa la empresa israelí Dor Energy, para la que trabajaban las dos víctimas.

Aunque el ataque no lo llevó a cabo el brazo armado de Hamás, Israel responsabiliza del suceso al movimiento islamista, que controla Gaza desde junio de 2007.

Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert, declaró ayer en un encuentro con periodistas hispanohablantes que el ataque no habría ocurrido sin la aprobación de Hamás.

Los analistas sostienen que la decisión de Barak de reanudar el abastecimiento se debe al temor de que los islamistas aprovechen la situación para desacreditar a Israel ante la opinión pública internacional, si se produjera en Gaza un apagón generalizado.