Público
Público

Israel rechaza algunos términos de la oferta de tregua de Hamás

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Israel dijo el viernes que su ofensiva de Gaza podría estar "en el acto final" y envió a emisarios a discutir los términos de una tregua después de que Hamás hiciera una oferta de alto el fuego para poner fin a tres semanas de enfrentamientos en los que han muerto más de 1.100 palestinos.

Sin embargo, Israel rechazó al menos dos importantes elementos de las cláusulas del alto el fuego incluidas por el movimiento islamista, y los combates continuaron, aunque con menos intensidad que el jueves.

El martes, día de la asunción del cargo por parte del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, es considerado por algunos como el momento en el que Israel cederá a la creciente presión internacional y suspenderá sus ataques.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que continúa su gira por la región, volvió a decir que esperaba un acuerdo de alto el fuego en un plazo de días, pero instó a Israel a detener el fuego inmediatamente. "Ahora es el momento de pensar incluso en un alto el fuego unilateral", dijo Ban en Ramala.

Los líderes de los grupos palestinos Hamás y Yihad Islámica llegaron el viernes a Doha para asistir a una reunión árabe sobre la crisis en Gaza, dijeron políticos palestinos.

"Un avión privado enviado por el emir de Qatar los trajo esta mañana desde Damasco", dijo un responsable de Hamás a Reuters en la capital siria.

Al menos cinco cohetes cayeron en Israel desde Gaza, dijo el Ejército. Ataques aéreos israelíes mataron a cuatro palestinos, uno de ellos civil, dijeron médicos y militantes.

"Espero que estemos en el acto final", dijo Mark Regev, portavoz del primer ministro, Ehud Olmert, añadiendo que las informaciones de los enviados que estaban trabajando en Washington y El Cairo el viernes podrían verse seguidas por rápidas decisiones del gabinete de seguridad.

ÚLTIMA ARREMETIDA ISRAELÍ

Este tipo de decisiones podrían producirse hacia el sábado, dijeron responsables israelíes, mientras los palestinos en la Franja de Gaza disfrutaban de una relativa calma tras los intensos combates del jueves, que muchos habían visto como la última arremetida israelí antes de aceptar las cláusulas de un alto el fuego.

"Las condiciones aún no se han cumplido", dijo el miembro del gabinete de seguridad Binyamin Ben-Eliezer. "Pero bien podrían darse el sábado por la noche y podríamos dejar atrás esta historia".

El disparo de cohetes de Hamás fue más limitado que antes. No estaba nada claro si esa circunstancia era significativa, pero el final de los disparos de cohetes era la principal demanda de Israel cuando lanzó su ofensiva el 27 de diciembre.

Tras otra noche agitada en la que la aviación israelí atacó 40 objetivos en el abarrotado enclave costero, la mañana del viernes amaneció relativamente tranquila para una población conmocionada por la magnitud de los avances de los tanques israelíes en la ciudad de Gaza el jueves.

Médicos que aprovecharon una "pausa humanitaria" de cuatro horas dijeron que habían recuperado 23 cadáveres el viernes de los combates del día anterior en el barrio de Tel al-Hawa, en el suroeste de la ciudad, escenario de algunos de los enfrentamientos más intensos.

Los diplomáticos han hablado con creciente confianza sobre algún tipo de acuerdo de alto el fuego para los próximos días y sugirieron que Israel había llevado a cabo una última arremetida contra sus enemigos islamistas antes de que se logre un acuerdo.

Un ataque aéreo israelí el jueves mató a uno de los máximos líderes de Hamás, Saeed Seyyam, ministro del Interior en el no reconocido gobierno de Gaza y líder de 13.000 efectivos de seguridad armados. Otras nueve personas murieron en ese ataque.