Público
Público

Israel refuerza la seguridad en Jerusalén tras el asalto naval

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel aumentó el viernes la seguridad en Jerusalén, anticipando posibles disturbios por parte de palestinos en reacción a su asalto a un barco que llevaba ayuda a Gaza, dijo un portavoz de la policía israelí.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que el incidente en el mar en el que murieron nueve activistas internacionales pro-palestinos mientras trataban de romper el boqueo a Gaza era trágico, pero que debería utilizarse como una oportunidad para avanzar en los esfuerzos de paz en Oriente Próximo.

Una portavoz de los activistas que iban en otro barco que trata de eludir el bloqueo dijo que continuarían su viaje. Israel, que se enfrenta a un clamor internacional por su operación naval, ha asegurado que detendrá al MV Rachel Corrie, bautizado con el nombre de una activista que murió bajo una excavadora israelí en Gaza en 2003.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha ordenado a las fuerzas israelíes que ejerzan "cautela y cortesía" a la hora de tratar el barco, que tiene previsto acercarse a las aguas de Gaza el sábado.

Las autoridades israelíes han defendido a sus fuerzas de seguridad tras el incidente del pasado lunes, que ha llevado al borde de la ruptura las relaciones de Israel con Turquía, nueve de cuyos ciudadanos murieron a bordo del barco con bandera turca abordado por comandos.

Junto con Egipto, Israel reforzó su bloqueo de Gaza después de que Hamás se hiciera con el control del enclave costero en 2007.

Israel ha defendido el embargo, diciendo que evita que Hamás introduzca armas para luchar contra Israel. Sin embargo, algunos responsables dijeron el jueves que Netanyahu estaba considerando modificar el bloqueo.

Está considerando alguna forma de papel internacional para aplicar un embargo de armas, a la vez que permite la entrada de artículos civiles.

DESPLIEGUE POLICIAL EN JERUSALÉN

Aunque el incidente de esta semana ha llevado a miles de personas a las calles en otros países, la reacción popular en los territorios palestinos ha sido limitada.

Anticipándose a protestas por parte de palestinos el viernes, las fuerzas de seguridad israelíes se desplegaron por Jerusalén, dijo el portavoz Micky Rosenfeld.

Los hombres de menos de 40 años no podrán entrar en la zona cercana a la mezquita de Al Aqsa, un lugar que es habitualmente un punto de confrontación entre palestinos e israelíes.

"Todo está conectado", dijo Rosenfeld sobre el incremento del nivel de alerta en la ciudad santa.

Estados Unidos, que está supervisando conversaciones de paz indirectas entre palestinos e israelíes, ha dicho que el incidente no debe minar las negociaciones. El enviado estadounidense George Mitchell, que está mediando en las conversaciones, habló el jueves de progresos en los encuentros, que muchos observadores dudan que lleven a grandes avances.

Mitchell se reunió con Netanyahu el viernes. El miércoles mantuvo un encuentro con el presidente palestino, Mahmud Abas, que un responsable palestino dijo estuvo dominado por el incidente del barco y el bloqueo de Gaza.

"Creo que lo que es importante ahora es que superemos el actual impasse, que usemos esta tragedia como una oportunidad" para avanzar en el proceso de paz palestino- israelí, afirmó el jueves Obama en una entrevista con el programa de Larry King en la CNN.

Estados Unidos ha sido menos crítico con Israel que otros países amigos, expresando simpatía por sus preocupaciones de seguridad, aunque diciendo también que el pueblo de Gaza debe recibir los suministros que necesita.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, ha sugerido una investigación israelí con implicación internacional, una propuesta aceptada por el ministro de Exteriores israelí.