Público
Público

Israel tomará "las medidas necesarias" tras el primer atentado suicida en un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel tomará "las medidas que sean necesarias" para acabar con el terrorismo, aseguró hoy el primer ministro, Ehud Olmert, tras el atentado suicida ocurrido hoy en la ciudad de Dimona, en el sur del país, en el que murió una civil.

"El atentado de Dimona es un recordatorio de que tenemos que permanecer alertas. Hay una guerra en el sur contra el terrorismo y es una guerra prolongada (...) lucharemos con toda nuestra fuerza contra el terror", afirmó Olmert en declaraciones que recoge la prensa local.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, Aryeh Mekel, afirmó por su parte en un comunicado que "con el ataque de hoy las organizaciones terroristas palestinas han demostrado una vez más quien son y cuales son sus intenciones".

"El ataque ha tenido como objetivo a civiles inocentes", dijo el portavoz, que agregó que "los terroristas planeaban detonar una segunda bomba suicida contra los miembros de los equipos de salvamento y ambulancias que acudieron a asistir a las víctimas del primer atentado. Imaginen la carnicería que habrían provocado".

Para Mekel, este ataque demuestra de que "el objetivo de los terroristas es matar al mayor número de civiles israelíes posible", por lo que "Israel continuará luchando contra este terrorismo asesino y actuará conforme a su derecho y su deber de proteger las vidas de sus ciudadanos".

El alcalde de Dimona, Meir Cohen, aseguró al diario Haaretz que el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, le ha prometido que se construirá una valla de seguridad a lo largo de la frontera que separa Israel de Egipto antes de que finalice el 2010.

Según fuentes de seguridad israelí, los dos terroristas entraron a Israel desde El Sinai, adonde accedieron desde la franja Gaza durante los once días que la frontera entre ambos territorios permaneció abierta después de que activistas de Hamás dinamitaran parte del muro de la valla de la línea divisoria.

El atentado ha multiplicado las peticiones de que se suspendan las negociaciones de paz con el gobierno palestino de Mahmud Abás.

El partido ultra ortodoxo Shas se manifestó en este sentido al entender que "es naif negociar con ellos cuando se producen atentados terroristas".

El ataque, primer atentado suicida en territorio israelí desde hace más de un año, ocurrió esta mañana en un centro comercial y provocó la muerte a una mujer que realizaba sus compras y heridas a una decena de personas.