Público
Público

Israel y Hamás rechazan las peticiones de tregua

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Tanques y aviones israelíes bombardearon el sábado la Franja de Gaza y Hamás siguió lanzando cohetes a Israel, desafiando ambas partes los esfuerzos internacionales para detener el conflicto.

Un proyectil lanzado desde un tanque israelí mató a ocho palestinos en Jabalya, un campamento de refugiados en el norte del enclave costero, y un ataque aéreo mató a una mujer en la cercana Beit Lahiya, informaron fuentes médicas palestinas.

De los fallecidos en Jabalya, se cree que eran todos varones de la misma familia. La cifra de muertos palestinos se elevó a al menos 821, según el Ministerio de Sanidad gestionado por Hamás en Gaza.

Trece israelíes han muerto también: diez soldados y tres civiles alcanzados por los cohetes.

Los combates continuaron pese a la ventana de alto el fuego de tres horas que Israel estableció en los últimos días para permitir la llegada de ayuda humanitaria al 1,5 millón de habitantes de Gaza.

Mientras tanques israelíes avanzaban en el norte de Gaza y los aviones alcanzaban objetivos en varios puntos del territorio costero, los cohetes de Hamás cayeron sobre Ashkelon, a 20 kilómetros al norte de Gaza, hiriendo a tres israelíes.

Preocupadas por el impacto humanitario de la crisis, con más de la mitad de la población de Gaza dependiendo de la ayuda alimentaria de la ONU, las Naciones Unidas dijeron que esperaban el pleno restablecimiento de la distribución de la ayuda tras recibir la palabra de Israel de que su personal no resultará herido. Un conductor de la ONU murió el jueves.

Israel ha continuado con su ofensiva pese a la resolución del Consejo de Seguridad que pedía un alto el fuego y los esfuerzos de mediación de Europa y Egipto. Hamás también ha ignorado las peticiones, lanzando al menos ocho cohetes contra Israel.

"Israel está decidido a seguir con este asunto hasta que termine positivamente, hasta que no haya terrorismo en Gaza contra Israel", dijo Rafi Eitan, miembro del gabinete de seguridad de Israel, a Radio Israel.

ESFUERZOS DE EGIPTO

En un intento de alentar los fracasados esfuerzos de mediación encabezados por Egipto, el presidente palestino, Mahmud Abas, cuyo partido, Al Fatah, es enemigo político de Hamás, se reunió con el presidente Hosni Mubarak en El Cairo.

Ambos abordaron el posible despliegue de fuerzas internacionales a lo largo de la frontera entre Gaza y Egipto bajo un acuerdo de alto el fuego, pero Abas insistió en que deberían estar en Gaza, no en la frontera.

Los diplomáticos consultados creen que la iniciativa egipcia, también auspiciada por el presidente francés Nicolas Sarkozy, atraviesa una difícil situación, aunque Israel haya dicho que continuará negociando y Hamás haya enviado a representantes a El Cairo.

"Hay un sentimiento creciente de que el plan francoegipcio no va a funcionar", dijo un destacado diplomático europeo a Reuters.

Mientras, la resolución adoptada el jueves por el Consejo de Seguridad no encontraba respuesta de Israel o Hamás, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, la rechazó por "impracticable".

Estados Unidos, que se abstuvo de votar la resolución de la ONU, ofreció su respaldo público a las metas militares de Israel.

"Esta es una situación que no mejorará hasta que Hamás detenga el lanzamiento de cohetes a Israel", dijo el portavoz de la Casa Blanca Scott Stanzel.

Con centenares de civiles palestinos muertos, las acciones israelíes han motivado acciones de censura de la Cruz Roja, organismos de la Naciones Unidas y gobiernos árabes y europeos.

Hamás quiere que cualquier acuerdo de cese del fuego incluya el final del bloqueo israelí a la Franja de Gaza y la retirada de todas sus fuerzas del territorio.

Las demandas principales del estado judío son que se detenga el lanzamiento de cohetes de Hamás y se den las garantías internacionales para que el grupo islamista no pueda rearmarse gracias al contrabando de armas por los túneles que cruzan la frontera con Egipto.