Público
Público

Italia asegura que la región libia de Cirenaica no está bajo control de Gadafi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Franco Frattini, aseguró hoy que la región de Cirenaica, en el noreste de Libia, ya no está bajo el control del Gobierno de Muamar al Gadafi.

"Sabemos con toda seguridad que Cirenaica no está ya bajo el control del Gobierno libio y que hay enfrentamientos en el resto del país", dijo hoy Frattini a los periodistas al margen de un congreso de la Comunidad de Sant'Egidio en Roma, instantes antes de comparecer ante la Cámara de los Diputados.

Ante la Cámara Baja, en una comparecencia extraordinaria para abordar la crisis libia retransmitida en directo por televisión, el ministro de Exteriores italiano expresó su preocupación por el "islamismo radical" que, según él, ha tomado el control de esa región nororiental del país norteafricano.

"En Cirenaica hace tres días han anunciado el nacimiento de un emirato islámico de Libia oriental. Han anunciado la voluntad de secuestrar a occidentales. Este islamismo radical nos preocupa porque se sitúa a pocos cientos de kilómetros de la Unión Europea (UE)", afirmó Frattini.

"Pero nada puede justificar la muerte violenta de cientos de civiles inocentes. Contra esto ha reaccionado unánimemente tras una seria reflexión en profundidad la Unión Europea y la comunidad internacional", añadió.

El ministro de Exteriores italiano anunció además que Italia ha aceptado la petición del Reino Unido y de Serbia de "permitir el aterrizaje de vuelos humanitarios para la evacuación urgente e inmediata de ciudadanos de esos países".

Y mostró su preocupación porque el flujo de inmigración ilegal desde Libia hacia las costas europeas, sobre todo las italianas, pueda incrementarse en los próximos meses como consecuencia de una posible guerra civil en el país norteafricano que pueda "llevar al colapso del sistema libio".

"En Libia viven más de dos millones de ciudadanos no libios, el 30 por ciento de la población residente. Vienen de países del África subsahariana, del magreb y del máshreq. Es evidente que la pérdida de trabajo, la situación de emergencia, el riesgo de la seguridad personal, podrían inducir a buscar la salvación en otro lugar", comentó Frattini.

"Europa -añadió- debería, deberá tomar en seria consideración la propuesta de los países mediterráneos de la UE de una solidaridad europea" que se reparta los costes que puede traer ese posible incremento del flujo de la inmigración.

La ausencia de una respuesta común de Europa ante la crisis del norte de África sería, según Frattini, "la destrucción de la solidaridad europea, el fin de las políticas europeas como las hemos conocido en los últimos 50 años".

El ministro de Exteriores, quien cree "verosímil" que pueda llegar al "millar" la cifra de muertos durante las revueltas de los últimos días en Libia, aseguró que la actual situación de violencia en el país norteafricano supone un "límite" para la línea de las relaciones diplomáticas que Italia ha mantenido en los últimos años con el régimen de Gadafi.