Público
Público

Italia debe llegar al menos a semifinales, dice De Rossi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección de fútbol de Italia, actual campeona del mundo, tendría que llegar al menos hasta las semifinales del Mundial de Sudáfrica, por lo que sería inimaginable una temprana eliminación, dijo el viernes el centrocampista Daniele De Rossi.

La irregular selección "azzurra", como se conoce a la selección italiana, se enfrentará el domingo al débil equipo de Nueva Zelanda en su segundo partido del Grupo F, tras empatar sorprendentemente por 1-1 ante Paraguay en su debut.

"El fracaso absoluto sería no pasar (la fase de grupos), un fracaso sería quedar fuera en la segunda ronda", dijo De Rossi en una rueda de prensa.

"Tenemos que pensar en llegar a semifinales, puede sonar limitado pero es una meta importante ya que después es un partido que puede ganar cualquiera".

POLOS OPUESTOS

La selección de fútbol de Nueva Zelanda, situada en el puesto 78 de la clasificación mundial, es el polo opuesto al poderoso equipo de rugby del país, el mejor del mundo en su deporte, y De Rossi es consciente de la humillación que significaría para Italia caer frente a los neozelandeses en el estadio de Nelspruit.

"Perder con Nueva Zelanda probablemente implicaría que correríamos el riesgo de quedar eliminados como Francia", afirmó. "Se pueden imaginar lo que eso sería, sería como si Nueva Zelanda quedará eliminada en la primera ronda de un Mundial de rugby".

El hecho de que Italia esté hablando de la posibilidad de perder no da mucha confianza a su afición, pero con De Rossi en el campo saben que tienen a un luchador y a uno de los mejores centrocampistas defensivos del mundo.

El jugador ya ha dejado su sello en el torneo, marcando el gol del empate ante Paraguay, y parece haber madurado desde el Mundial 2006, cuando fue expulsado en el segundo encuentro por cometer un codazo en un partido ante Estados Unidos.

El futbolista de 26 años bromeó sobre si podría no haber madurado lo suficiente.

"La edición pasada sucedió algo en el segundo partido, así que tenemos que esperar para decir que puedo ser un líder", dijo sonriendo.

El jugador suele jugar en el centro del campo, pero como los delanteros del equipo sólo han conseguido un gol en seis encuentros, De Rossi podría convertirse en una importante pieza en el ataque gracias a sus potentes disparos desde lejos.

"Me gusta jugar como un hombre, pero me gusta jugar fútbol también, no me gustan los partidos agresivos innecesariamente", dijo antes de señalar que Italia ganó el pasado Mundial sin tener un referente en ataque.