Público
Público

Italia inyecta 3.900 millones en el banco Monte Paschi, que busca un inversor

Modificará los estatutos de la entidad para facilitar la entrada de más capital. El banco italiano, el más antiguo del mundo, necesita otros 1.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El banco italiano Monte dei Paschi di Siena, el más antiguo del país (fue fundado en 1472) está buscando un inversor financiero que le ayude a recuperarse de la grave crisis que ha provocado sus operaciones con derivados financieros, y una vez que ha logrado una inyección de capital del Estado.

A última hora del sábado, el Banco de Italia dio su aprobación a la solicitud de ayuda por 3.900 millones de euros en préstamos estatales. Ahora necesita otros 1.000 millones de euros, que deberían ser aportados por un inversor privado. Para facilitar su llegada, el banco eliminará la actual limitación en los derechos de voto. 'Me gustaría tener un inversor financiero a largo plazo', ha dicho el presidente de la entidad, Alessandro Profumo, al diario de negocios italiano Il Sole 24 Ore en una entrevista publicada este domingo. 'La nacionalidad no es un problema. Lo importante es que crea en nuestro proyecto', ha apuntado.

El respaldo del banco central era el último requisito para liberar la ayuda financiera para el tercer mayor banco de Italia, que esta semana reveló unas operaciones con derivados y finanzas estructuradas que podrían costarle hasta 720 millones de euros. Los accionistas aprobaron el viernes dos ampliaciones de capital adicionales por una suma combinada de 6.500 millones de euros que serían usadas en caso de que el banco no pueda devolver los préstamos e intereses con dinero. Profumo dijo que confiaba en que el banco generar suficiente dinero para devolver el rescate estatal en los próximos cinco años y no necesitara recurrir a inversores para recaudar los 6.500 millones, que describió como garantías 'teóricas'. 'Creemos en esto. El objetivo es volver a tener beneficios ya en el transcurso de este año', dijo.

El banco eliminará su actual limitación del 4% en derechos de voto antes de emitir la ampliación de 1.000 millones de euros, agregó. La iniciativa pretende alentar a participar a inversores que pudieran adquirir más de un 4% de las acciones.

El escándalo en torno a las operaciones opacas del Monte Paschi está ampliándose rápidamente y los medios han informado de que los fiscales están investigando un gran número de contratos de derivados, llevados a cabo entre 2006 y 2009 y en los que estaban implicados el banco japonés Nomura y el Deutsche Bank alemán. La prensa se pregunta como pudieron esconderse estos acuerdos al regulador financiero italiano que  han amentado el agujero en las cuentas de la entidad (las pérdidas en 2012 pueden ascender a 700 millones de euros) y han puesto en entredicho la gestión de los pasados directivos.

El asunto también tiene derivaciones políticas. El escándalo de los derivados del Monte dei Paschi ha revolucionado la campaña electoral en la que está inmersa el país ante las próximas elecciones del 24 y 25 de febrero y, según algunos analistas, podría tener repercusiones en el voto. Dos de los candidatos a presidente del Gobierno, Mario Monti y Silvio Berlusconi, han acusado al Partido Demócrata (PD) de tener responsabilidades en la mala gestión del banco.

El principal accionista de Monte Paschi dei Siena es una fundación, cuya mayoría de miembros los nombra el ayuntamiento de Siena, históricamente en manos de la izquierda italiana. Pero también se critica que tanto el Gobierno de Berlusconi como el de Mario Monti hayan aprobado prestamos al banco sin controlar el verdadero estado de las cuentas.