Público
Público

Italia le hace vudú a Berlusconi

Un italiano vende muñecos vudú del presidente italiano con algunas de sus frases más celebres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como si el primer ministro italiano no tuviera suficientes preocupaciones, como la manifestación de hoy para pedir su dimisión, ahora también se enfrenta a que lo pinchen en público tras el lanzamiento de muñecos vudú con la imagen de Silvio Berlusconi cubiertos con algunas de sus frases más célebres.

Un empresario italiano anunció la venta de muñecos el mismo día que un testigo de la mafia vinculó al político de 73 años con la agrupación criminal y el regreso a un caso de corrupción en su contra. Berlusconi ha negado cualquier actuación errónea.

'Pienso en ello como en una suerte de amuleto', dijo Marco Darrigo, el empresario al que se le ocurrió la idea de un muñeco de espuma azul para acompañar las copias de 'Voodoo for the President', libro satírico acerca de la caída del futuro del primer ministro.

'Nuestro negocio estaba luchando y los bancos no nos daban un préstamo, entonces se nos ocurrió la idea de producir algo un tanto distinto, es una broma', agregó.

Darrigo explicó que envió uno de los muñecos vudú -lleno con alfileres- a la oficina del primer ministro como un regalo para Berlusconi y espera que todos los políticos italianos tengan uno.

El sitio de Internet -que describe el vudú como 'la magia negra que los malditos comunistas usaron para vencer al imperio de Silvio Berlusconi en 2021'- incluye un comunicado que asegura a los abogados de Berlusconi que el muñeco y la historia son una sátira.

Berlusconi ha acusado repetidas veces a los partidos opositores y a los magistrados de ser comunistas que tratan de destruirlo.

Libero, un diario que lo apoya con fuerza, hizo una historia con una fotografía del muñeco en su portada del viernes y aseguró a sus lectores que el avatar y otros ataques contra Berlusconi, podrían tener el efecto contrario.

'Estos son todos golpes bajos que terminarán fortaleciendo al primer ministro', señaló Libero.

El año pasado, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, acudió a los tribunales para prohibir un muñeco vudú que lo representaba junto con un manual, pero el tribunal rechazo su caso citando en parte 'el derecho al humor'.

Posteriormente, un tribunal de apelaciones sentenció que las figuras y el manual eran una ofensa a la dignidad de Sarkozy, pero les permitió seguir a la venta.