Público
Público

Italia, lista para crecer poco a poco en el Grupo F

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No tener en cuenta a los italianos es un error en el que caen muchos antes de un Mundial de fútbol, y esta vez los vigentes campeones llegan a su debut del lunes con la misma falta de entusiasmo.

El equipo dirigido por Marcello Lippi ha sido descartado sistemáticamente siempre que llega a un Mundial y la contratación la semana pasada de su capitán Fabio Cannavaro, de 36 años, por parte del Al-Ahli de Dubai, tampoco ha ayudado a disipar esa impresión.

Su mediocre fase de preparación, en la que incluso cayó ante México, ha incrementado la sensación de que Italia es un equipo que está muy por debajo del nivel que demostró cuando derrotó a Francia en la final del Mundial 2006 en Berlín.

Pero los italianos, que se estrenarán a Paraguay en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo en el último partido de la jornada del lunes, tienen un par de factores a su favor: jugadores experimentados y un técnico como Lippi, considerado de los mejores del mundo.

El ex entrenador de la Juventus sabe, como todos los italianos que recuerdan el titubeante comienzo de la "azzurra" en 1982 antes de ganar el título, que el éxito en un Mundial tiene poco que ver con una buena racha de resultados antes del torneo.

"Ningún equipo llega al Mundial sabiendo exactamente lo que puede hacer. Se crece a lo largo del torneo", dijo esta semana antes de su primer partido ante Paraguay.

La lesión en el muslo del habilidoso centrocampista Andrea Pirlo, que lo dejará fuera del terreno de juego durante por lo menos los dos primeros partidos, puede ser un duro golpe para el equipo y pondrá a prueba la flexibilidad de los planes de Lippi.

GRUPO ACCESIBLE

Italia tendrá como rivales en el Grupo F a una poco experimentada selección de Nueva Zelanda, un Paraguay que tradicionalmente ha decepcionado en las competiciones importantes y una Eslovaquia que jugará su primer Mundial como nación independiente.

Los eslovacos deberían ser a priori la prueba más difícil para la "azzurra", con su estrella Marek Hamsik, que ha demostrado un gran nivel en el Nápoles.

"El partido más importante es contra Nueva Zelanda, el primer partido", dijo Hamsik a Reuters.

"Vimos el partido (amistoso) contra Serbia en el que Nueva Zelanda ganó 1-0. Es un equipo fuerte. El partido contra Italia es muy diferente para nosotros porque son los campeones del mundo", añadió, refiriéndose al último duelo del grupo para los eslovacos.

El equipo neozelandés aumentó su moral tras el triunfo ante los serbios y ha demostrado ser un grupo trabajador, pero que carece de experiencia y talento.

Los "All Whites" buscan mejorar su única aparición previa en una Mundial, en España 1982, cuando perdieron sus tres partidos y recibieron 12 goles, consiguiendo anotar sólo dos.

Pero si hay un equipo que está en condiciones de sorprender en el grupo es el conjunto paraguayo, dirigido por Gerardo Martino.

Aunque los sudamericanos disputarán su octavo Mundial, nunca han superado la segunda ronda y se han quedado en la fase de grupos en cuatro ocasiones.

Sin embargo, esta vez se ha clasificado con comodidad en la fase sudamericana, quedando a sólo un punto del mejor primero, Brasil, y consiguiendo importantes victorias ante equipos de nivel como Argentina, lo que indica que el equipo de Lippi no tendrá un debut fácil.