Público
Público

Italia se pregunta si Carla Bruni todavía es italiana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los italianos se preguntan hoy si la primera dama de Francia, Carla Bruni (Turín, 1967), sigue siendo italiana, después de que el show televisivo humorístico "Striscia la Notizia" comparara dos contradictorias declaraciones de la cantante sobre este asunto.

En la primera, en una entrevista concedida a la televisión pública Rai, la modelo y cantante dice que "hasta hace seis meses era todavía completamente italiana", pero ahora tiene "la doble nacionalidad" francesa e italiana, y esa es la razón de que ahora sea "italo-francesa".

En esas manifestaciones, de las que anoche se hizo eco el programa humorístico, la esposa del presidente francés Nicolás Sarkozy, asegura que para desembarazarse de su italianidad debería haber renunciado a su nacionalidad.

En la entrevista de la Rai, Bruni explicó que sigue siendo italiana, pero que ahora tiene también la ciudadanía francesa adquirida a través de su matrimonio con Sarkozy.

La cantante añadió que le daría "mucha tristeza" renunciar a la nacionalidad italiana y que está muy contenta de tenerla.

Sin embargo, "Striscia la Notizia" lo comparó inmediatamente con las declaraciones de Carla Bruni en un programa televisivo estadounidense en las que asegura que es "sólo francesa".

A continuación, el presentador del programa preguntó a la primera dama si a los italianos les parece bien su decisión de abandonar la nacionalidad italiana.

Bruni respondió dubitativa que cree que no les importa, pero añadió que no podría haber mantenido la nacionalidad italiana por haberse casado con Sarkozy.

Este asunto vuelve a traer a la actualidad las palabras de Bruni en las que se declaró "feliz" de no ser italiana, después de que el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, hubiera dicho que el presidente de EEUU, Barack Obama, está "siempre bronceado".

En aquella ocasión, a mediados del pasado mes de noviembre, la modelo y cantante atribuyó irónicamente las declaraciones de Berlusconi a "su humor", pero añadió que se sentía "feliz de haberse convertido en francesa".