Público
Público

Italia retoca otra vez su plan de ajustes

El presidente del Banco Central Europeo insiste en que es "esencial" que Berlusconi baje el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A menos días festivos, más productividad. Ese fue el razonamiento que empleó el ministro italiano de Economía, Giulio Tremonti, para eliminar de un plumazo tres días festivos (las fiestas del Trabajo, de la Liberación y de la República, así como las patronales) del calendario laboral de los próximos dos años en el plan de recortes de 45.000 millones de euros anunciado a mediados de agosto. El Gobierno de Silvio Berlusconi pretendía agrupar estas fiestas en domingo para que no cayeran entre semana y aumentar así la productividad. Pero, ayer, por enésima vez en menos de un mes, Berlusconi ha dado marcha atrás.

El Ejecutivo italiano ha aceptado una enmienda del Partido Democrático en el Senado que corrige su plan de ajustes readmitiendo las tres fiestas nacionales.

El retoque demuestra de nuevo que el Ejecutivo de Il Cavaliere no sabe qué hacer para cuadrar las cuentas públicas y alcanzar el ansiado objetivo del déficit cero en 2013.

El mismo día, el gobernador del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, volvió a lanzar una seria advertencia a Berlusconi. Trichet está siguiendo con atención los constantes cambios en las maniobras italianas y ayer señaló en el foro económico Ambrosetti en Cernobbio que 'es esencial que el objetivo de disminución de la deuda anunciado se confirme y se implemente'. El viernes ya había enviado este mismo mensaje.

Esta semana, Tremonti anunció un paquete de medidas para luchar contra el fraude fiscal en sustitución de la subida fiscal para ricos.