Público
Público

Italia se une para elogiar a su primera "Reina de Francia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Italia rara vez tiene una oportunidad de disfrutar un éxito individual en una cancha de tenis, por lo que el triunfo de Francesca Schiavone en el Abierto de Francia obtuvo el domingo titulares de diarios y elogios que vinieron desde políticos a estrellas de pop.

La victoria de Schiavone por 6-4 y 7-6 sobre la australiana Samantha Stosur el sábado en la tierra batida de Roland Garros le permitió convertirse en la primera mujer italiana que gana un título en torneos del Grand Slam.

Además, pasó a ser la primera persona de su país que consigue ese logro desde que Adriano Panatta fuera campeón también en Roland Garros en 1976.

"Ha pasado algo realmente maravilloso", declaró Panatta a periodistas".

"Todo el crédito es para Francesca. Seguramente tendrá gente a su alrededor que la ayudó, pero al final es ella la que entra a la cancha", agregó.

El triunfo de Schiavone en París cubrió los principales titulares de los periódicos italianos, por encima de noticias sobre la selección local de fútbol, que se encuentra en Sudáfrica por jugar el Mundial, y de la fractura de pierna del multicampeón de MotoGP Valentino Rossi.

"Victoria histórica", indicó la primera página de la Gazzetta Sportiva, la versión dominical del tabloide de circulación masiva La Gazzetta dello Sport.

"Francesca es la primera Reina de Francia", añadió.

La portada del Corriere dello Sport simplemente calificó a su triunfo como "mítico".

Las tenistas italianas son las actuales campeonas de la Copa Federación, por lo que el interés en el deporte se ha incrementado. Ahora la victoria de Schiavone debería aumentar la oleada hacia las canchas de tenis italianas, completamente ocupadas en las últimas semanas.

"Francesca Schiavone ha hecho un gran favor a todo el deporte", sostuvo el capitán del equipo de Copa Federación, Corrado Barazzutti, quien estuvo presente en la tribuna en París, lugar a donde su compatriota trepó para festejar su triunfo con un abrazo grupal.

"Cuando subió parecía que no creía que lo que había logrado era increíble, hubo lágrimas de inmensa alegría", continuó.